La circuncisión es un procedimiento quirúrgico en el cual se remueve el prepucio, un repliegue de piel que cubre el glande, que tiene como función proteger al pene de resequedad o irritación. En algunas culturas, la circuncisión forma parte de una ceremonia, ritual o tradición. En otras, solo se realiza por razón médica. Por ejemplo, en países donde el Judaísmo es la religión mayoritaria, prácticamente el 100% de los bebés varones son circuncidados. Por el contrario, en países europeos solo aproximadamente un 12% de los bebés varones son circuncidados.

Hoy en día, existe una gran diferencia de opinión en cuanto a si la circuncisión debería ser recomendada o no a todos los niños. Según la Academia Estadounidense de Pediatría, la circuncisión no debe ser recomendada a todos los niños, ya que existen algunos riesgos y los beneficios que ésta aporta no son suficientemente relevantes. Sin embargo, la AAP aclara que los padres del niño son quienes deben elegir y tomar la mejor decisión para sus hijos.

descarga_kineduPowered by Rock Convert

Algunos posibles beneficios de la circuncisión son:
• Menor probabilidad de infección urinaria
• Menor probabilidad de contraer una enfermedad de transmisión sexual
• Menor probabilidad de padecer cáncer de pene


Por otro lado, las complicaciones de la circuncisión incluyen sangrado e infección después de la operación quirúrgica. Sin embargo, esto sucede con muy poca frecuencia.

Durante el embarazo, es importante que tú y tu pareja hablen sobre este tema y tomen la decisión que consideren sea mejor para su futuro bebé.