Hoy en día, la mujer ha logrado ocupar puestos importantes dentro de grandes empresas. Cada día, más y más mujeres entran al campo laboral. La única diferencia es que ahora muchas mujeres trabajan y al mismo tiempo mantienen a una familia. La pregunta es: ¿Cómo le hacen para poder hacer las dos cosas a la vez?

La verdad es que es imposible dedicarse por tiempo completo a dos cosas. Si le sumamos más tiempo a la familia, automáticamente le restamos tiempo al trabajo o carrera profesional. Lo mismo sucede si invertimos las cosas. Sin embargo, cuando se cuenta con la ayuda de la pareja resulta más fácil dedicar tiempo de calidad, aunque no sea completo, a ambos. La mujer necesita el apoyo de su pareja para poder lograr tener ambas cosas, una familia y una carrera profesional. Las parejas que se ponen de acuerdo y deciden compartir equitativamente los roles del hogar, tienen más posibilidad de tener éxito en el campo laboral.

descarga_kineduPowered by Rock Convert

Por otro lado, algunas mujeres dejan a un lado, ya sea la idea de formar una familia o de tener una carrera profesional exitosa. ¿Por qué sucede esto? Muchas mujeres sienten la presión social de ser amas de casa o de exclusivamente dedicarse al cuidado de la familia. A través del tiempo, se ha hablado mucho sobre lo importante que es dedicarle tiempo completo a los hijos. Sin embargo, estudios han encontrado que lo que verdaderamente importa es la calidad, no la cantidad. Si eres una mujer que siempre ha deseado entrar al campo laboral, es mejor que lo hagas. De no ser así, la frustración de dejar a un lado lo que deseas podría afectar a tus hijos. Por lo tanto, busca pasar tiempo de calidad con tus hijos sin sentirte mal por no estar las 24 horas con ellos. Lo importante es que tu también seas feliz para que puedas transmitir esta felicidad a tus hijos, dedicándoles tiempo de calidad todos los días.

Mantén un balance entre tu carrera profesional y tu familia. Como mujer puedes lograr ambos, siempre y cuando cuentes con el apoyo de tu pareja o algún familiar. ¡No olvides dedicar tiempo de calidad a tus hijos!