¿Babeo? Consejos y trucos para controlarlo

Todos los niños pasan por una etapa notable de babeo. Es algo normal, pero hay algunos pequeños que lo hacen de manera muy abundante o por mucho tiempo. Si tu hijo o hija babea demasiado, te recomendamos que consultes a un otorrinolaringólogo para que haga un diagnóstico y revise que no haya algún problema con las estructuras físicas de la boca, nariz y garganta. Mientras tanto, estos son algunos de mis consejos y trucos favoritos para controlar el babeo de nuestros amiguitos.

Ciérrala

¡Cuando tenemos la boca cerrada es menos probable que babeemos! Yo llamo a esto la “postura de la boca cerrada”. Esto significa que tu hijo o hija tiene los labios cerrados y respira a través de la nariz. La nariz está diseñada para filtrar (gracias, vello nasal), calentar, humedecer y oler el aire que respiramos. Además, este órgano está equipado con mucosa que captura y mata gérmenes. Respirar por la nariz asegura que inhalemos la cantidad adecuada de oxigeno y dióxido de carbono (respirar por la boca normalmente resulta en hiperventilación). Los niños que respiran con la boca abierta suelen roncar, se enferman más seguido de la garganta, se sienten cansados y corren el riesgo de desarrollar dientes torcidos. Además, varias investigaciones relacionan este tipo de respiración con problemas de comportamiento, déficits de aprendizaje y problemas de habla. Después de consultar con el otorrino para ver que no haya algún factor físico que interfiera en la capacidad de tu pequeño o pequeña para mantener la postura de la boca cerrada, ¡solo es cuestión de ir creando el hábito!

Ten a la mano las herramientas adecuadas

  • Muñequeras de tela/deportivas

Usar muñequeras es un truco excelente para ayudar a los niños que babean. Deben ajustarse cómodamente al tamaño de sus muñecas y durar una buena parte del día. Con esto, tu hijo o hija controlará mejor cuándo secarse la boca. Es probable que debas recordarle de vez en cuando que use la muñequera, sin embargo, en poco tiempo habrá entendido la dinámica. Lo que queremos es que nuestros hijos comiencen a sentir la diferencia entre un mentón o barbilla seca y una mojada. Si dejamos que siempre esté mojada, se acostumbrarán a esa sensación. Hay que mantener la carita lo más seca posible para que el niño detecte cuando la saliva comienza a escurrir.

  • Temporizadores y alarmas

Algunos pequeños necesitan recordatorios para tragar cuando se ha acumulado mucha saliva. Como no se trata de poner una alarma cada cinco minutos, te recomiendo que escojas un momento del día en que sepas que tu hijo o hija babea mucho. Por ejemplo, cuando estén jugando, pon un temporizador cada par de minutos para recordarle que debe tragar saliva. El intervalo entre recordatorios dependerá de cada niño, así que al principio será prueba y error. La idea es que la alarma suene un par de segundos antes de que el babeo suceda y tu hijo o hija tenga tiempo de tragar correctamente. Si tu pequeño o pequeña ya es más grande, puedes darle un reloj de muñeca digital que tenga una alarma configurada. La meta es que los niños aprendan a tragar solos y desarrollen ese hábito.

  • Popotes o pajillas

Te sugiero que comiences a usar popotes o pajillas y elimines los vasos entrenadores y los chupones. Estos dos prolongan el patrón inmaduro de succión que queremos evitar. Los popotes, en contraste, fomentan un mejor cierre de labios, buenos patrones de tragar y control de lengua. De hecho, la acción de succionar por un popote es la misma que usamos para atrapar la saliva que va a escurrir de la boca. También me gusta jugar con la temperatura de los líquidos para aumentar la conciencia y atención de los pequeños; el agua fría servirá para este propósito.

  • Tararear

Tararear es una actividad fácil y rápida que puedes practicar durante el día. Esto trabaja la postura de la boca cerrada y las vibraciones que genera incrementan la sensibilidad y la conciencia física. Tarareen sus canciones favoritas o hagan ruidos graciosos con la boca cerrada. Con niños más grandes pueden jugar adivinanzas: uno de ustedes tarareará una canción para que el otro adivine cuál es.

  • Limpia correctamente

Sí, hay una manera correcta de secar una boca babeada. Es muy simple, lo prometo. Lo que hay que hacer es comenzar por el labio inferior y limpiar hacia arriba hasta alcanzar el labio superior y propiciar una postura de boca cerrada.

La constancia es la clave

Los recordatorios constantes son vitales para controlar o eliminar el babeo. Es un esfuerzo extra, pero valdrá la pena cuando se haya desarrollado el hábito y tu hijo o hija tenga la boca seca por más tiempo. Soy fiel partidaria de la constancia porque marca la diferencia en la velocidad en que se cumple una meta. Entre más consistente y constante seas, más rápido será el proceso. Usa una o dos frases clave durante el día para recordarle qué hacer a tu pequeño o pequeña. Por ejemplo, “cierra boca” cuando veas que la tiene abierta. También, “Atrápala” sirve para indicar que la saliva está a punto de escurrir y tu hijo o hija podrá tragar a tiempo. Otra frase que me ha funcionado muy bien es “Lámete los labios” porque es una indicación más clara para los niños. Escoge las frases con las que te sientas más cómoda. Recuerda que también esto es un trabajo en equipo. ¡Involucra a los hermanos, miembros de la familia, cuidadores, maestras y amigos, y únanse para lograr esta meta!


Molly Dresner es una patóloga y terapeuta del lenguaje que reside en Nueva York.

Recientemente, publicó su libro The Speech Teacher’s Handbook (Manual para enseñar a hablar), una interesante guía para padres que incluye consejos prácticos y sencillos, y actividades que ayudan a los padres a ayudar a sus pequeños.

Síguela en su Instagram @thespeechteacher donde publica diariamente información relevante, o conéctate con ella a través de su página web o su Facebook.

One thought on “¿Babeo? Consejos y trucos para controlarlo

  • By Alexa - Reply

    Hola Molly,

    recientemente he tenido problemas con esto, muchas gracias por los consejos utiles!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *
You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>