Investigaciones demuestran que el número de palabras que usa un niño está directamente relacionado con su desempeño académico futuro. Así que, ¡tener un amplio vocabulario puede ayudar a tu pequeña a estar mejor preparada para la escuela y la vida en general! Alrededor de los dos años, el vocabulario de los niños se expande significativamente para incluir más de 50 palabras nuevas. Después, a los tres años, su léxico activo se amplía a más de 300 palabras. En promedio, un niño tiene la capacidad de adquirir de cuatro a seis palabras nuevas diariamente.

descarga_kineduPowered by Rock Convert

¿Quieres ayudar a tu hija a aprender nuevas palabras? Estas son algunas cosas que puedes incorporar a tus interacciones diarias:

  • Deja que tome la batuta. Cuando interactúes con ella, primero, observa lo que está haciendo y en lo que se interesa. Después, espera a que se comunique contigo y, finalmente, escúchala atentamente. Tu pequeña estará más motivada a interactuar si ella comienza la conversación.
  • Síguele la corriente. Cuando tu hija se haya comunicado contigo, síguele la corriente y responde de acuerdo a la situación. Comenta sobre lo que te dijo y únete a su juego.
  • Usa gestos. Gesticular es una excelente herramienta para aprender nuevas palabras. Cuando las uses, los gestos ayudarán a tu hija a entender mejor el significado de las palabras.
  • Lean. ¡Leer un libro es la forma perfecta de ampliar el vocabulario! Cuando lean, haz conexiones entre lo que está pasando en la historia y lo que pasa en la vida de tu pequeña. También, cuando encuentren una nueva palabra, úsala durante los siguientes días. De ese modo ella comenzará a recordar su significado.
  • Hablen de cosas abstractas. Habla con tu hija sobre sus sentimientos, sobre sus experiencias pasadas o cosas imaginarias. Sé creativa y ve más allá de lo que pueden ver.

Con el tiempo y mucha paciencia llegará el día en que tu hija no dejará de hablar. ¡Nunca dejes de sorprenderte por su desarrollo!