Habrás notado que tu pequeña ya comienza a hablar con frases casi siempre gramaticales. Este aprendizaje se dio de forma natural. Muchos niños aprenden las reglas de su idioma a través del uso y sin necesidad de explicaciones formales.

Los niños aprenden el dialecto que hablan las personas que los rodean. No solo lo interiorizan por imitación, sino que van descifrando solos las reglas a través de un método de prueba y error. Esto lo puedes ver cuando tu hija usa mal una regla gramatical y comete un error que un adulto nunca haría. Por ejemplo, tu pequeña puede llegar y decirte que su juguete está «rompido». Pero no te preocupes, con el tiempo aprenderá por sí misma a hablar correctamente y descifrará las reglas y excepciones de su idioma.

Tu hija probablemente ya habla con oraciones de entre cuatro y seis palabras y está aprendiendo a usar los pronombres «yo», «tú» y «ellos». Estos pueden parecer palabras muy simples, pero en realidad son conceptos complejos y difíciles de entender para tu hija porque marcan una diferencia entre quién es ella y quiénes son los demás. ¡Además de que cambian según quién los esté usando! No es nada fácil. Con el tiempo, tu pequeña practicará y aprenderá cada regla hasta que el habla fluya naturalmente. Ayúdala a usar los pronombres correctamente cuando hable. Por ejemplo, en vez de decir «Mamá está orgullosa de ti», di «Yo estoy orgullosa de ti». No solo estimularás su adquisición de lenguaje, sino que ella empezará a verte como un individuo separado de tu rol especial de mamá.

Powered by Rock Convert

Otros dos consejos sencillos para fomentar el desarrollo lingüístico de tu pequeña son leer todos los días y cantar canciones infantiles. Se ha demostrado que ambas actividades ayudan a la adquisición y comprensión del lenguaje. Así que, nunca es demasiado tarde para incluirlas en las rutinas diarias de tu hija.