Además de ser muy divertido y de fomentar el juego imaginativo o físico, tener amigos e interactuar con sus pares es muy importante para el desarrollo de las habilidades socioafectivas de los niños de preescolar. Según el Servicio de Extensión Cooperativa de la Universidad de Georgia, interactuar frecuentemente con otros niños permite que los pequeños aprendan a manejar ciertas interacciones sociales y algunas situaciones retadoras pero cotidianas, por ejemplo, ser justo, compartir, esperar su turno, establecer y respetar los límites, negociar y llegar a un acuerdo, y cooperar con los demás.

desarrollo de tu bebe

Aunque hay niños que hacen amigos con mucha facilidad, hay otros que necesitan experimentar con la prueba y error antes de sentirse suficientemente cómodos como para hacer nuevos amigos. Sé paciente y comprensiva con tu hijo mientras aprende estas nuevas habilidades sociales y dale retroalimentación útil y positiva sobre sus progresos. A esta edad, los halagos, las sonrisas y los abrazos pueden marcar la diferencia.

Estas son algunas recomendaciones de los psicólogos infantiles que escribieron el libro What to expect: The toddler years (¿Qué esperar? Los años de la infancia temprana):

  • Enséñale habilidades sociales a tu hijo. Los niños que son amigables, esperan su turno, son amables y toleran la frustración suelen hacer amigos con más facilidad. Ayúdale a tu hijo a identificar estas conductas y enséñaselas cuando alguien más las esté haciendo.
  • Muéstrale y explícale cómo hacer las cosas. Dale consejos específicos sobre lo que puede hacer para jugar mejor con otros niños y hacer amigos. Por ejemplo, dile que sea amable con sus compañeros y que eso significa que debe compartir, esperar su turno, sonreír y decir «por favor» y «gracias». También explícale que a los niños no les gusta cuando él es muy rudo o es agresivo. Dile que pegar o morder duele y que eso pone tristes a los otros niños. Aprovecha esa oportunidad para enseñarle a disculparse y decir «perdón».
  • Da el ejemplo de confianza, apoyo y coherencia. Tu hijo aprenderá las bases de la amistad observando su relación contigo, su papá y sus hermanos.
  • La práctica hace al maestro. Los niños aprenden nuevas habilidades haciendo las cosas por sí mismos, así que dale a tu hijo la oportunidad de conocer personas nuevas y hacer amigos.