Entre los 3 y los 5 años de edad, la alfabetización de los niños de preescolar comienza a desarrollarse y sienta las bases para habilidades académicas y de lectura futuras. Los expertos establecen que la habilidad más importante para la alfabetización es el desarrollo de la conciencia fonológica. Es decir, la capacidad para reconocer los sonidos individuales que conforman a las palabras. Adquirir una conciencia fonológica será fundamental para el aprendizaje de la lectoescritura. También es considerada como la mejor forma de predecir qué tan bien aprenderá a leer un niño.

desarrollo de tu bebe

Cuando tu hija pueda distinguir los sonidos individuales de lo que escucha, entonces será capaz de relacionarlos con su representación visual, ya sea una letra o una palabra. Por lo tanto, en lugar de enseñarle el nombre de las letras del alfabeto, mejor enséñale los sonidos de cada una. Esto será mucho más útil para su alfabetización. Por ejemplo, di «mmm» en vez de llamar a la letra la «eme».

Hay muchos juegos fonético cortos y divertidos que puedes jugar en casa con tu pequeña para ayudarle a aislar y discernir los sonidos individuales que hay dentro de las palabras. Por ejemplo:

  • Practiquen aislar fonemas pidiéndole que te diga los sonidos individuales que escucha en una palabra. Recuerda que no te debes concentrar en la ortografía, sino en los sonidos de la palabra. La palabra perro tendrá 4 sonidos: /p/, /e/, /rr/ y /o/.
  • Una versión más avanzada de ese juego es el cambiar el primer sonido de la palabra por uno nuevo. Por ejemplo, cambia el sonido /g/ de gato por una /p/ para formar la palabra pato.
  • Acostúmbrense a rimar palabras. Háganlo mientras van en el coche o esperan en la fila del supermercado. Este es un pasatiempo divertido y estimulará la conciencia fonológica de tu hija.
  • Ayuda a tu pequeña a pensar en palabras que empiece con el mismo sonido. Por ejemplo, mencionen palabras que empiecen con el sonido /m/ como mamá, mucho y mano.
  • Lean cuentos que rimen. ¡Son muy entretenidos y a los niños de esta edad les encantan! Busca libros que sean divertidos de leer en voz alta y fáciles de memorizar. Después de leerlo un par de veces, tu pequeña podrá unirse a ti y ayudarte a completar las oraciones.