¡Mi hija es una pequeña científica! Ideas para fomentar la curiosidad y el descubrimiento en casa

Si alguna vez te has fijado en cómo una niña pequeña interactúa espontáneamente con lo que la rodea, habrás notado que se acerca a las actividades y objetos cotidianos con la curiosidad de un científico en post-doctorado.

Ya sea en la cocina o en el área de juegos, intuitivamente los niños observan las cosas con atención, prueban ideas, hacen preguntas creativas e inventan cosas. Esto es parte esencial de su desarollo cognitivo.

¿Qué puedes hacer para fomentar la inclinación natural de tu hijo o hija por descubrir cosas nuevas? Aquí hay una lista de actividades sencillas y divertidas para motivarlo a explorar el mundo en el que está creciendo:

• Clasificar. Organicen objetos de la vida cotidiana por categorías. Por ejemplo, frutas con piel comestible y frutas que deben pelarse.
• Exploren el magnetismo jugando con imanes en el refrigerador. ¿Qué atrae al imán y qué no?
• Jugar con su sombra. Pueden interactuar con sus sombras de muchas maneras y ver qué pasa. Por ejemplo, traten de pisarla, vean cómo crece o cambia de forma, cómo se relaciona con la luz o el sol.
• Hagan un show de sombras en la noche usando sus manos.
• Exploren el movimiento y la gravedad. ¿Qué cosas pueden rodar? Usen botellas, piedras, manzanas, libros, hojas, etc. Continue reading

Introduciendo Habilidades Kinedu®

 

Durante los últimos años hemos estado rediseñando la estructura de nuestra evaluación de indicadores del desarrollo. Esa aventura nos ha llevado a presentarles ahora, con orgullo y agradecimiento, nuestro proyecto: Habilidades Kinedu®. Queremos compartirles cómo descubrimos una nueva manera de evaluar el desarrollo infantil para darles un mejor entendimiento sobre el desarrollo de sus hijos.

Profundizamos en nuestros indicadores del desarrollo – más de 50 millones de datos individuales, y nos dimos cuenta de que su estructura necesitaba una actualización, esto es, una mejor forma de presentar cada logro, obtener datos más precisos, y así individualizar aún más nuestros planes de actividades.

Para lograr una tarea así, primero, realizamos una revisión profunda de cada uno de nuestros más de 550 indicadores. Colaboramos con el Dr. Michael Frank de la Universidad de Stanford para producir una lista final. Basándonos en sus sugerencias, eliminamos los ítems redundantes, modificamos los que eran difíciles de observar, y consolidamos aquellos que median dos habilidades en un solo indicador. Junto con esta revisión, también volvimos a revisar la edad atribuida a cada indicador, de acuerdo con los estándares más actualizados de la CDC, AAP, y publicaciones basadas en evidencia científica.

A partir de este análisis, nos dimos cuenta de que los indicadores se podían agrupar en “familias” que describían el desarrollo de habilidades específicas en un niño. Esto brindó una oportunidad para mejorar la forma en que agrupamos nuestros datos, y esto a su vez vino con un rediseño completo de nuestras evaluaciones también. En lugar de seguir los rangos de edad y las áreas de desarrollo, nuestros indicadores ahora siguen las habilidades, independientemente de la edad (¡aunque la edad es importante para comprender la variabilidad del desarrollo!).

Por ejemplo, los indicadores que sobre la capacidad de gatear han sido categorizados todos bajo la nueva habilidad “gatear”. Los usuarios ahora podrán ver a grandes rasgos el progreso de su bebé para diversas habilidades correspondientes a su etapa del desarrollo, como gatear, balbucear, o imitar. Esto permitirá que los indicadores del desarrollo que se le muestren a los usuarios no se vean limitados por el rango de edad en el cuál se encuentra su babé, sino correspondan de manera personalizada a su momento del desarrollo. Ya que cada bebé se desarrolla a su propio tiempo, esto es un ajuste imperativo. Más importante aún, la agrupación de los indicadores de esta manera nos permite medir la variabilidad en el desarrollo, reconociendo y señalando (con datos científicos) que está perfectamente bien que los bebés digan sus primeras palabras antes de caminar o caminen antes de hablar. Al final, nuestros datos revelaron 26 grupos principales de indicadores, que creemos que son las habilidades centrales de desarrollo para cada niño.

Finalmente, condijimos un estudio piloto utilizando los nuevos indicadores y su acomodo en habilidades. Analizamos más de 2,000 respuestas, de las cuales medimos individualmente la edad de adquisición de cada habilidad individual e indicador del desarrollo. Gracias a esto, y ya que comprendemos la variabilidad personal que caracteriza el desarrollo temprano de cada bebé, ahora podremos mostrarles percentiles de progreso para cada habilidad por separado. Los percentiles pueden ayudar a los usuarios a tener una idea más completa de dónde está su hijo o hija en relación a otros niños de su edad. Es un punto de referencia que nos permite brindarles información más exacta y detallada.

Esta revisión exhaustiva de nuestros indicadores del desarrollo significa una mejor experiencia de usuario, proporcionará datos más precisos y confiables para su análisis, y por ende nos otorga las herramientas necesarias para ofrecer un reporte más detallado y basado en evidencias del progreso de cada bebé. Este proyecto ha sido un esfuerzo conjunto de largo plazo, ¡por lo que estamos muy emocionados por su próximo lanzamiento! Esperamos que les guste nuestro rediseño y que impulse nuestro entendimiento conjunto de la primera infancia.

Presentamos “Habilidades Kinedu®” – y sus beneficios para ti

En Kinedu llevamos tiempo preparando en un gran proyecto para nuestros usuarios. Hemos rediseñado por completo nuestros indicadores del desarrollo y la manera en cómo los presentamos, y después de 18 meses de trabajo, les presentamos con orgullo “Habilidades Kinedu®”: una manera más comprehensiva e intuitiva de interactuar con Kinedu y de entender el desarrollo de tu hijo o hija.

Para lograr esta importante actualización y basándonos en la experiencia y retroalimentación de nuestros usuarios, hemos reformulado nuestros ítems, eliminado los que eran redundantes, o difíciles de observar, y clarificado aquellos que evaluaban dos habilidades en una. Teniendo indicadores más claros y sensibles, lograremos obtener de nuestros usuarios información más precisa sobre el desarrollo de sus hijos, y por ende podremos ofrecerles una experiencia más personalizada.

Durante el proceso también analizamos nuestra base de datos con más de 500,000 familias, y con ayuda del Dr. Michael Frank de la Universidad de Stanford, identificamos 26 habilidades centrales que conforman el desarrollo infantil temprano. Cada una de estas habilidades agrupa los indicadores del desarrollo que los niños atraviesan de los 0 a los 24 meses, de manera que una habilidad sirve como una meta del desarrollo respecto de la cual hay diferentes elementos a ejercitar. Por ejemplo, ahora los indicadores referentes a caminar serán presentados juntos, y estos obtendrán un reporte de progreso para la habilidad específica de caminar, con sus respectivos percentiles como punto de referencia. Así, ahora será más sencillo identificar el progreso de tu bebé para cada habilidad particular, y podrás contestar los indicadores del desarrollo para cada habilidad que sea apropiada para la etapa del desarrollo de tu hijo o hija, dependiendo de su edad.

En Kinedu reconocemos que cada bebé es único y se desarrolla a su tiempo. Esta actualización representa nuestro esfuerzo por crear planes de actividades cada vez más personalizados, hechos a la medida de las necesidades individuales de cada niño o niña, para de este modo ofrecer a nuestros usuarios un entendimiento más complejo y profundo del desarrollo de su bebé.

La ciencia detrás de la imitación diferida.

La imitación diferida es conocida como la capacidad de reproducir un comportamiento o series de comportamientos en ausencia de un modelo cierto tiempo después.

La belleza detrás de la imitación diferida, es que puede darnos una grandísima cantidad de información sobre el desarrollo cognitivo de tu bebé al implicar una combinación de complejos procesos cognitivos. Varios estudios sugieren que la imitación es un canal fundamental para el desarrollo y aprendizaje socio-afectivo. Inclusive, se ha llegado a sugerir que la observación puede a veces tener un mayor efecto sobre la adquisición de habilidades que el condicionamiento o prueba y error.

Para que tu bebé consiga imitar una acción que te vio hacer un día, semana o mes anterior, significa que ha adquirido la habilidad de retener la información, recuperarla y utilizarla sin un guía o modelo más adelante. Actos sencillos como presionar un botón o sacudir un objeto después de observar a un adulto, incluye un componente cognitivo al igual que físico. La imitación diferida requiere más de las habilidades para recuperar la información almacenada que de reconocimiento. Tu bebé debe de hacer algo más que simplemente discriminar entre un objeto conocido y uno nuevo, debe de usar sus habilidades motoras para reproducir cierto comportamiento con sólo su memoria como guía. 

Continue reading

Destreza de dedos: el agarre de pinza

Desde que nace, tu bebé está desarrollando y cumpliendo una increíble cantidad de habilidades que le permiten interactuar con su alrededor. ¡Como padre, es increíble ver a nuestros bebés cumplir diversos retos!

Uno de los grandes hitos que tu bebé cumplirá durante su primer año de edad es el agarre de pinza. Este hito es fundamental para el desarrollo de tu bebé e involucra coger objetos pequeños con el dedo índice y el pulgar. Lograr este reto no es fácil, requiere de mucha práctica. La destreza de dedos toma tiempo en desarrollarse, así que a partir del octavo o noveno mes podrás ver a tu pequeño comenzar a utilizar este tipo de agarre. Al principio no lo hará con mucha precisión, pero poco a poco lo irá perfeccionando el movimiento.

Continue reading

¡La mejor manera de leer con tu hijo de 2 años!

Incluir el tiempo de lectura en la rutina diaria de tu hijo o hija no solo impulsa el desarrollo del lenguaje, sino que también representa un tiempo especial para ti y tu pequeño que fortalece el vínculo entre ustedes.

Dependiendo de la edad de tu hijo, puedes centrarte en diferentes aspectos de la experiencia de la lectura. La Academia Americana de Pediatría ha creado un conjunto de herramientas literarias que incluyen consejos para los padres que desean sacar el máximo provecho del tiempo de lectura. Este artículo resumirá algunos puntos claves sobre la lectura con un niño de 2 años de edad a lo largo de dos rangos: 24-29 meses y 30-35 meses. Dentro de cada rango de edad, encontrarás ejemplos de lo que tu hijo puede hacer y lo que tú puedes hacer para aprovechar al máximo la experiencia de la lectura.

24 a 29 meses de edad

Tu hijo puede: A esta edad, tu pequeño puede elegir un libro para leer juntos, ¡podría ser el mismo una y otra vez! Probablemente podrá repetir algunas de las palabras y frases que digas mientras lees, y le encantará reírse de cuentos cómicos e imágenes graciosas. Tu hijo probablemente sea muy curioso y te haga preguntas simples sobre la historia o las imágenes, como “¿Qué es eso?”

Tú puedes: Buscar un lugar tranquilo y acogedor, en el cual juntos puedan acurrucarse y leer. La lectura es una gran manera de calmar y consolar a tu pequeño. Mientras lees, presta atención a sus reacciones y responde con entusiasmo a sus preguntas. Si dice una palabra importante como “perro”, puedes decir “Sí, ¡es un perro! El perro está jugando afuera.” Lee con emoción, usando diferentes tonos de voz para cada personaje. Incluso pueden jugar a contar los diferentes objetos en las imágenes, ¡espera a que tu pequeño repita los números que dices! Continue reading

Los beneficios de usar la “voz de bebé” con tu hijo o hija pequeño

¿Te has preguntado porqué los adultos parecen adoptar un dialecto de bebé cuando hablan con un niño pequeño?

Seguramente te ha ocurrido que al encontrarte en la cercanía de un bebé, de pronto has experimentado un impulso automático y difícil de ignorar por hablar con el pequeño o pequeña usando la muy caricaturizada “voz de bebé” para decirle algo como “¿dónde está bebé? Más allá de la ternura, ¿hablar con voz de bebé tiene algún beneficio para el desarrollo socio-emocional o lingüístico de tu bebé?

Que los adultos usemos la “voz de bebé” al referirnos a un niño pequeño o pre-verbal es un fenómeno casi universal. Los antropólogos han observado esto en comunidades nativas desde Sri Lanka hasta Siberia, por lo que pareciera que sin importar el idioma que se use, al hablar con bebés los seres humanos utilizamos algo parecido a un idioma universal de infantes, que es formalmente conocido como “habla dirigida al bebé”.  Esta manera de hablar se caracteriza por articular cada palabra de forma emotiva y melódica, utilizando una voz más aguda de la habitual, enfatizando y alargando cada vocal, y en oraciones cortas. Estas características son más pronunciadas entre más pequeño es el bebé, y los adultos van disminuyendo su uso de forma natural conforme el niño o niña crece y sus habilidades verbales aumentan.

Interesantemente, los psicólogos del desarrollo afirman que cuando los padres y cuidadores de un niño utilizan “voz de bebé” para hablar con su hijo o hija, ¡esto favorece su desarrollo de diversas maneras! A continuación hemos enlistado algunos de ellas. Continue reading

Haciendo el cambio

¿Porqué se vuelve tan importante el hacer el cambio del biberón al vaso entrenador? Así como con cualquier otro juguete u objeto, es probable que tu pequeño se haya acostumbrado e inclusive encariñado con su biberón. Aunque a primera vista parezca una transición simple y sin mayor complicación, representa un paso enorme para tu bebé. El postergar y querer alargar este cambio puede tener consecuencias adversas para la salud dental de tu pequeño ocasionando cavidades; no lo dejes a un lado y planea hacerlo gradualmente.

Estudios sugieren que podrás hacer la transición más fácilmente si empiezas antes de que tu pequeño llegue al año. Como padre, tu eres siempre el mejor juez para tu pequeño y por lo tanto tu sabrás cuando es el tiempo indicado.  Planea y determina el momento adecuado de tal forma que no se acumulen eventos estresantes y grandes cambios en la vida de tu pequeño al mismo tiempo (como por ejemplo la llegada de un hermanito o hermanita). Continue reading

Aprendiendo a comunicarme

Es difícil pensar en vivir una vida sin lenguaje, ya que este es el medio principal para comunicar pensamientos, deseos y necesidades a los demás. Los bebés se encuentran en esta posición todos los días antes de aprender a hablar. Por lo tanto, necesitan usar otras formas de comunicación no verbal para hacerse entender.

Los bebés tienen un fuerte deseo de conectarse con los demás. Por esta razón, incluso antes de que puedan hablar, usan sonidos no verbales y lenguaje corporal para lograr este objetivo. Los bebés son comunicadores activos, pero aún no tienen el idioma para verbalizar lo que sienten. Si observas de cerca, verás cómo se comunican sin palabras. Al hacer esto, buscan obtener una respuesta de sus cuidadores y, cuando lo hacen, aprenden a repetir estas acciones para satisfacer sus necesidades.

Desde el momento que nacen, los bebés comienzan a comunicarse. Llorar y balbucear son señales no verbales que usan para obtener una respuesta de un padre amoroso. A medida que crecen, aprenden a comunicarse a través de expresiones faciales como la sonrisa y el contacto visual. Los bebés también mueven sus cuerpos para transmitir un mensaje, por ejemplo, agitan sus piernas o brazos cuando están emocionados o molestos. Alrededor de los 8-12 meses de edad desarrollan aún más esta habilidad al aprender a saludar, aplaudir y señalar.

Continue reading

Más cerca de ti: Introducción al porteo

Es probable que hayas escuchado hablar del porteo, mochilas para bebes, o fulares. Si quisieras sabes más sobre portear pero no sabes por dónde empezar, no te preocupes, nosotros nos hemos dado a la tarea de recopilar la información más importante que necesitas conocer sobre el porteo en caso de que te interese para tu bebé.

Según la ONG Babywear International, el porteo se refiere a un sistema de cargar a nuestro bebé cerca del pecho con ayuda de un fular o estructura suave, de manera que permite sostenerlo de forma segura y cómoda mientras se mantienen los brazos libres. Este método de transportar a un bebé es en realidad una practica antigua que ha funcionado durante  cientos de generaciones para algunas culturas tradicionales en lugares como México, Perú, Indonesia, etc. Actualmente puedes encontrar con facilidad una amplia variedad de fulares y herramientas de porteo, hay un estilo para cada presupuesto y gusto, y tu porta-bebé puede ser tan funcional como atractivo.

A continuación señalamos varios aspectos positivos sobre el porteo, así como algunas consideraciones acerca de su implementación:

Beneficios

  • Combina los beneficios de cargar a tu bebé con los de mantener tus brazos libres, permitiéndote por ejemplo tomar caminatas con tu hijo o hija sin la necesitad de cargar con una carriola Continue reading