El desarrollo lingüístico de mi bebé

Los bebés aprenden a hablar por medio de la imitación. No es necesario enseñarles palabra por palabra, lo único que tenemos que hacer es hablar constantemente con ellos. Al nombrar con claridad los objetos y las personas que ven nuestros bebés, ellos empezarán a asociar la palabra u objeto al mismo. Luego, conforme desarrollan las habilidades adecuadas para hablar, empezarán a pronunciar sus primeras palabras.

En términos generales, las primeras palabras de un bebé suelen ser “mamá” o “papá “, pero cuando se pronuncia por primera vez es simplemente balbuceo y no significa que hayan aprendido a asociar “papá” con papá o “mamá” con mamá. Después de que los bebés aprenden a pronunciar los disílabos puede que los escuches experimentar con diferentes sonidos. Aunque ninguno de estos sonidos tiene un verdadero significado, están comenzando sus intentos de comunicación verbal. Algunos bebés desde los 9 meses comienzan a formar sonidos parecidos a las palabras, pero si tu pequeña aún no está allí, ten paciencia, la mayoría de los bebés empiezan a pronunciar palabras con significado alrededor de los 11 a 16 meses de edad. Incluso se considera normal que los bebés no hablen hasta los 18 meses de edad. Cuando los bebés empiezan a pronunciar palabras con significado, “mamá” o “papá” en realidad significará mamá o papá – ¡un sonido tan dulce al oido de cualquier padre! Continue reading

Crea un buen entorno para el aprendizaje en casa

 

Los cerebros de los bebés son como esponjas – constantemente absorben información, formando nuevas ideas a partir de estímulos en su entorno. Así es como aprenden. Según un estudio reciente de la Universidad de Nueva York, hay algunas cosas que puedes hacer para crear un buen entorno para el aprendizaje.

El estudio siguió a un grupo de niños desde el nacimiento hasta el quinto grado, midiendo la influencia de un entorno de aprendizaje en casa en habilidades cognitivas posteriores. Los investigadores descubrieron que el entorno de aprendizaje en el hogar juega un papel importante en la formación de las habilidades cognitivas y lingüísticas de los niños. Encontraron que un buen entorno de aprendizaje tiene tres características principales: la calidad de las interacciones entre padres e hijos, la disponibilidad de materiales de aprendizaje y la participación de los niños en las actividades de aprendizaje. A continuación, vamos a desglosarlos.

Interacciones de calidad: Pasa tiempo de calidad con tu pequeño cada día. Siéntense a jugar en el suelo, platica con él o ella – ¡interactúen! Cuando estén jugando, permite que él o ella comience y después únete y comenta sobre lo que captó su atención. Señala a los objetos que él o ella está viendo y nombrarlos. También es importante responder rápidamente a sus necesidades – como identificar si él o ella tiene hambre o necesita un cambio de pañal. Así tu bebé se sentirá seguro y estará dispuesto a explorar su entorno. Continue reading

¿Tu pequeño es muy activo? ¡Lee esto!

A los niños a menudo se les dice que estén quietos. Esto sucede en todas partes y a veces es necesario – en la escuela, durante la hora de comer, en casa y cuando no lo hacen, sentimos que se están portando mal o que algo estamos haciendo mal como papás. Cuando los niños pequeños se sobre-estimulan, sus altos niveles de energía pueden conducirlos hasta que estén bordeando las paredes. ¿Qué podemos hacer para que nuestros niños puedan estar quietos y logren poner atención?

  1. Permite que tu pequeño se mueva
    • Tu pequeño puede simplemente estar aburrido y por eso sentir la necesidad de levantarse y moverse. Una pequeña cantidad de movimiento físico puede ayudar a un niño a enfocarse más. Loren Shlaes, terapeuta ocupacional pediátrica en la ciudad de Nueva York sugiere que el niño tome un juguete como una pelota de estrés.
  2. Salir a jugar
    • El moverse es una buena manera de ayudar a tu hijo a prestar más atención, entonces entre más actividad, mejor. Jugar al aire libre estimula la producción de dopamina y seratonina – ambos neurotransmisores son críticos para la atención, el enfoque, el control de los impulsos y el aprendizaje. Algunos niños se enfocan y escuchan mejor después de dar un paseo o simplemente estar alrededor de la naturaleza. El Dr. Swanson sugiere que los niños pasen al menos una hora al día al aire libre. Un estudio reciente de la Universidad de Auburn encontró que para los niños, una sola sesión de 30 minutos de ejercicio ayudó a su capacidad de prestar más atención, en comparación con estar sentados. Continue reading

El arte de dibujar y sus impactos

Hoy en día, por más anticuado que suene, vivimos en un mundo rodeado de tecnólogía. La computadora, la “tablet” y el teléfono celular se han vuelto en juegos prácticos para nuestros hijos. Hemos perdido la noción de aquellas otras actividades igual de fáciles que pueden tener gran impacto en el desarrollo de nuestros pequeños.

Entre los 12 y 18 meses es muy probable que tu hijo quiera dibujar, rayar y experimentar con absolutamente todo lo que tenga a su alrededor, asegúrate de motivar este comportamiento y de dirigir su atención y energía hacia algo que pueda manipular. Diversos estudios señalan que el dibujar y el simple hecho de hacer garabatos juegan un papel más importante en el desarrollo de nuestros hijos del que nos podemos imaginar.

¿Cuáles son algunos de los beneficios de dibujar?

  • Desarrollo de sus habilidades motoras finas como la coordinación mano-ojo y la destreza manual.
  • Estimula su creatividad.
  • Aún y cuando son pequeños, los niños necesitan una manera sana de expresarse, el dibujar les permite justamente eso.
  • Aprenden de manera visual y fácil las diferencias y similitudes que existen entre los colores, tamaños, texturas, etc.
  • Algo tan sencillo como saber que en cuanto la pluma toca el papel se creará una marca, experimentan y entienden mejor el concepto de causa y efecto.
  • Estudios fundamentan que el dibujar, al usarse como distracción, eleva los ánimos.
  • La creatividad en los niños tiene el potencial de desarrollar su capacidad para solucionar problemas de manera diferente e innovadora más adelante.
  • Al estar creando algo totalmente nuevo y sentirse bien en el proceso, se impulsa su seguridad ayudándolo a aprender y a sentirse en libertad de experimentar y crear nuevas formas de hacer las cosas.

Existen muchísimas formas de estimular la creatividad, independencia y habilidades artísticas de tu hijo. Aquí te presentamos algunas de ellas: Continue reading