Al jugar, tu bebé se desarrolla en múltiples áreas, por ejemplo, en la física, social y afectiva. Esto se debe a que al hacerlo, está aprendiendo sobre el mundo que lo rodea y trabaja sus emociones. Además, le permite a tu pequeño reconocer y generar una conexión consigo mismo y con sus intereses.

En este texto te hablaremos sobre algunos juegos para tu bebé de 1 año que puedes probar.

1. Bailen al ritmo de la música

Alrededor de los 11 meses, tu pequeño quizás comience a moverse al ritmo de la música que escucha. ¡Aprovecha esto para jugar juntos! Prueba invitándolo a bailar diferentes tipos de canciones. Esto le ayudará a trabajar su coordinación de brazos, piernas y torso.

2. Encuentren tesoros

En un espacio específico dentro de la casa, coloca en diferentes lugares los juguetes de tu pequeño y algunos objetos que suelan llamar su atención. Después, toma una pequeña canasta e impulsa a tu pequeño a poner los «tesoros» ahí. Te sorprenderá lo feliz que se pone al recolectar todas las cosas que le gustan.

En esta etapa del desarrollo de tu pequeño, probablemente ya escale o rodee obstáculos al gatear, cambie de dirección fácilmente y pruebe gatear más lejos o subirse a muebles. Aprovecha todo esto para planear dónde situar los objetos y hacer más interesante el tiempo de juego.

Toma en cuenta que, además de que esta actividad es muy divertida, le permite a tu niño desarrollar la motricidad gruesa, pues lo impulsa a moverse de un lado a otro y a recoger objetos de diferentes tamaños.

Powered by Rock Convert

3. Prueben el juego de las tazas

Para empezar necesitarás una taza y un juguete pequeño. La idea es que le muestres a tu niño cómo colocas el juguete debajo de la taza. Espera unos segundos y observa si tu pequeño quiere encontrar el objeto. Después, cuando ya hayan practicado el juego, intenta lo mismo, pero con dos tazas o tres para que tu hijo descubra en qué taza está el juguete.

Aproximadamente a los 10 meses, tu hijo comenzará a desarrollar más el pensamiento abstracto y a buscar juguetes escondidos. Por eso, esta actividad es excelente para acompañar su desarrollo.

Ahora que ya conoces algunos juegos para tu bebé de 1 año, te hablaremos de recomendaciones para que disfruten al máximo el tiempo de juego:

  • Antes de empezar, revisa que el espacio en el que vayan a estar sea seguro para que tu pequeño lo explore libremente. Protege los enchufes y cables, y cuida que no haya artículos de limpieza cerca.
  • Procura poner atención a los sonidos, expresiones y gestos de tu pequeño. Aunque todavía no pueda decirte con palabras cuando ya quiere cambiar de actividad, su lenguaje corporal puede ayudarte a detectar cuándo es momento de descansar o probar otro juego. También, sus reacciones te darán pistas sobre qué actividades prefiere.

¿Te gustaría agregar otro juego a esta lista o contarnos tu experiencia con alguno de los que mencionamos? ¡Escríbenos en la sección de comentarios!