El chupón ¿bueno o malo para los bebés?

Los bebés se llevan todo a la boca, desde objetos pequeños que encuentran hasta su propio pulgar. Es una etapa donde, a través de esta actividad, van descubriendo el mundo. A este reflejo primario, que les sirve para adaptarse a su alrededor, se le conoce como succionar. Es una manera con la que los pequeños se tranquilizan y lo hacen en distintas situaciones, cuando tienen sueño, hambre, están aburridos o nerviosos.

Entonces, ¿es bueno o malo darles un chupón? El uso del chupón tiene varias ventajas y desventajas, las cuales vamos a mencionar a continuación. Tenlas presentes al momento de decidir si darle o no un chupón a tu bebé.

 Ventajas

  • Si se usa durante el sueño, el chupón puede disminuir la probabilidad de muerte súbita del lactante (fallecimiento repentino e inesperado de un bebé aparentemente sano).
  • Relaja a tu bebé, reduce su ansiedad y le ayuda a calmarse.
  • Reduce el tiempo de succión del pulgar, el cual ocasiona problemas dentales graves.
  • Su uso puede hacer mucho más llevadera cualquier situación complicada como viajes en avión, pruebas de sangre o aplicación de vacunas, o procedimientos médicos.

Desventajas

  • El abuso de su uso puede interferir con de lactancia.
  • Puede afectar la dentadura y ocasionar problemas dentales.
  • Genera dependencia emocional y se convierte en un objeto indispensable para asegurar la tranquilidad del bebé. Lo mismo sucede si tu hijo lo necesita para dormir.
  • Retrasa el desarrollo del lenguaje, ya que los bebés mantienen su boca ocupada y no intentan reproducir los sonidos que escuchan a su alrededor.
  • El uso repetido del chupón y una mala higiene de este, puede generar infecciones en la boca de nuestro bebé.

Como ya sabes, tu bebé requiere de tu total y completa atención. Por eso es sumamente importante que no olvides lo siguientes puntos antes de darle el chupón a tu pequeño:

  1. El rango de edad recomendado para el uso del chupón va desde los 6 meses hasta 1 año. Asegúrate de que tu bebé ya aprendió a lactar antes de darle el chupón.
  2. Si se le cae de la boca durante el sueño o en cualquier otra situación, nunca obligues a tu hijo a usar el chupón. Tampoco uses miel, chocolate, azúcar o cualquier otro medio para persuadirlo de usarlo.
  3. Lava con frecuencia el chupón, eso evitará que tu bebé se enferme.
  4. Si tu bebé se siente nervioso o ansioso, busca e intenta diferentes métodos para calmarlos no recurras al chupón como tu primera opción.
  5. Si tienes alguna duda, siempre puedes consultar con tu médico. Él o ella podrá indicarte cuándo es momento de usar o de dejar de usar el chupón.

Si deseas obtener más información, revisa los siguientes sitios:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *
You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>