Category Archives: Socio-Afectiva

5 estrategias para enseñar la Inteligencia Emocional

¿Puedes recordar la última vez que te sentiste muy frustrada o triste? ¿Qué técnicas o habilidades usaste para manejar tus emociones?

Al igual que los adultos, los niños necesitan desarrollar estrategias para manejar sus emociones. Muchas veces, los niños pequeños muerden o golpean por frustración, o tienen dificultades para calmarse después de un día emocionante. Es responsabilidad de los padres enseñarles las habilidades necesarias para identificar y expresar sus emociones. Aunque las conductas agresivas en los niños pequeños pueden ser un reto para los padres, ¡estas situaciones son una gran oportunidad de aprendizaje para sus hijos!

Investigaciones han demostrado los beneficios de la enseñanza de la inteligencia emocional desde una edad temprana. De acuerdo a diversos estudios, los niños que participan en programas de desarrollo de  habilidades socio-emocionales muestran menos agresividad, ansiedad y resuelven de mejor manera problemas sociales. Estos resultados no solo proporcionan un ambiente más pacífico en casa, ¡sino que se ha demostrado que los beneficios perduran a través de los años! De hecho, la regulación emocional y la habilidad de no reaccionar de manera impulsiva son ahora reconocidas como un factor crítico en la salud psicológica de los niños.

Continue reading

¡Porqué ser mamá es increíble!

Como mamá probablemente has escuchado todo tipo de situaciones aterradoras que una madre se enfrenta con su pequeño día con día. Pero la verdad es que después de todo el caos, ¡ser madre es lo mejor que te ha sucedido! Nunca pensaste que podrías amar tanto a tu bebé e incluso que esa pequeña persona te ayudará a ser mejor persona tú misma. ¡Ser madre es simplemente increíble!

 

En Kinedu hemos enlistado unas cuantas razones por lo cual ser mamá es increíble:

  1.  Te has vuelto más empática. Probablemente ahora cada vez que ves a una madre con su bebé recién nacido llorando eres capaz de recordar aquellos días donde tú también te encontrabas en esa situación. Por lo que en vez de sentir desesperación, ¡ahora eres capaz de sentir empatía por aquella mamá! La maternidad te ha dado la capacidad de ponerte en los zapatos de otros padres, y apreciar el gran trabajo que hacen. Ser madre te ha dado una nueva perspectiva y ha fortalecido tu compasión.
  1. Te has vuelto mega productiva. ¿Recuerdas esos días lejanos donde no tenías nada que hacer? Con la llegada de tu pequeño ahora tienes un millón de cosas en tu lista de pendientes, ¡pero ahora como mamá te has vuelto una experta en la eficiencia! Probablemente tienes una rutina establecida para hoy… ¡la cual has planeado con una semana de anticipación! y esas horas de siesta diaria se han vuelto una gloria y las aprovechas al máximo. ¡Ahora con esta asombrosa habilidad de poder hacer todo en un día ya nada te es imposible!
  1. Has hecho más amigas. Probablemente pensaste que después de estudiar sería muy difícil encontrar aquellas grandes amigas. Pero como mamá comienzas a hacer nuevas amigas por todos lados, desde tu clase de parto hasta en la escuela de tu pequeño. Es probable que no tengan algunas cosas en común, pero lo que las unirá más será la experiencia de ser madre y aprenderán mucho de cada una.

Continue reading

La importancia de la curiosidad en el aprendizaje y cómo desarrollarla

Los bebés nacen siendo curiosos. Vienen al mundo con un deseo innato de entender cómo funcionan las cosas. Se sienten atraídos por cosas y experiencias nuevas, las cuestionan, exploran y al hacerlo, ¡aprenden!

Si quieres que tu hijo sea una persona a la que le gusta aprender, entonces la mejor manera de hacerlo es mediante el cultivo de su curiosidad. Todos los niños tienen cierto nivel de curiosidad innata que los motiva a explorar. Sin embargo, es importante mencionar que no todos los niños tienen el mismo estilo. Siempre se debe tomar en cuenta el estilo particular de curiosidad de un hijo. Por ejemplo, a algunos niños les gusta explorar con sus mentes, y a otros tocando objetos, oliendo, escuchando o saboreando.  ¡Asegúrate de proporcionar oportunidades para cada estilo dentro de un ambiente seguro y alentador!

Investigaciones han demostrado que el deseo interno de un niño por aprender (su curiosidad), no las presiones externas, es lo que lo motiva a buscar nuevas experiencias y soluciones. Las personas curiosas son “buscadores” de conocimiento. No solo disfrutan de la exploración, sino que también les gusta buscar desafíos. La curiosidad ayuda a que las personas vean la incertidumbre con una luz positiva.

Un estudio reciente realizado por investigadores de la Universidad John Hopkins reveló el papel crítico que juega la curiosidad en el aprendizaje. En su experimento, cuando los bebés fueron sorprendidos; es decir, cuando sus expectativas sobre el comportamiento de un objeto fueron totalmente diferentes a la realidad; investigadores descubrieron que aprendían mejor. La sorpresa que tuvieron los bebés al ver que el objeto se comportaba totalmente diferente a como ellos esperaban, les provocó curiosidad, lo que los atrajo a probar, explorar y, por lo tanto, entender mejor la situación y comportamiento del objeto.

Dada la importancia que juega la curiosidad en el aprendizaje, ¿cómo pueden los padres fomentar la curiosidad en sus hijos y hacer que se conviertan “buscadores ” de conocimiento? Te presentamos algunos consejos que te pueden ayudar:

¿Por qué es necesario que los niños experimenten el fracaso?

Una vez que un bebé llega al mundo, automáticamente se genera en los padres un deseo innato por proteger a su pequeño. La vida cambia por completo: ahora la vida de alguien más depende de ti para crecer y desarrollarse. Sin embargo, este instinto de proteger a tu bebé de cualquier cosa, no significa que debas protegerlo de cualquier posibilidad de fracaso. Se trata de dejarlo cometer errores y fracasar, pero de manera segura.

Claro está que pasar este consejo de la teoría a la práctica a veces es difícil. Conforme pasa el tiempo, muchos padres han comenzado a adoptar una creencia de que “más” es mejor. Por ejemplo, dar más elogios, proporcionar más ayuda a los hijos para que no se sientan estresados, y la lista continúa. Aunque los padres tienen las mejores intenciones, estas acciones pueden llegar a ser contraproducentes. A muchos padres se les dificulta ver que sus hijos fallen, ¿y quién puede culparlos? Todo lo que se quiere como padre es ver que los hijos alcancen el éxito. ¿Cómo entonces no intervenir cuando ves que tu hijo está estresado, triste o ansioso por no ser capaz de completar una tarea? ¿Dónde se supone que los padres deben trazar la línea?

Un padre ideal es aquel que está involucrado y es responsable, pero que respeta la autonomía del niño. Aunque pueden sentirse incómodos, los padres deben permitir que sus hijos cometan errores. De hecho, dejar que los niños aprendan de sus errores y fracasos, ayuda a que sean resilientes, ¡que es una parte esencial en la crianza de un adulto seguro de sí mismo, feliz y exitoso!

Continue reading

Preparando a tu hijo mayor para la llegada de un hermanito

La llegada de un nuevo bebé a la familia puede ser difícil para los demás hijos. La rivalidad por lo general comienza justo después del nacimiento del segundo hijo, o a veces puede darse desde antes. La mayoría de las veces, el hijo mayor reacciona con agresión o inclusive regresión, es decir, vuelve a actuar como un bebé (querer el biberón, orinar en sus pantalones, etc.). Es esencial preparar a tu hijo mayor cuando estás esperando un bebé, porque los niños necesitan saber qué esperar para sentirse seguros y necesitan tiempo para adaptarse a cambios tan importantes como este.Hay muchas cosas que puedes hacer para que el proceso de adaptación sea más fácil para todos. Estas son solo algunas ideas:

  • Habla con tu niño mayor acerca de tu embarazo cuando decidan decirle a sus amigos. Es importante que se entere sobre esto a través de ti, ¡y no de otra persona!
  • Si algún (otro) cambio grande está por llegar a la vida de tu hijo, como la mudanza a una nueva cama o recámara, el entrenamiento para usar el baño o la entrada al preescolar, planéalo de manera que suceda antes de que llegue el bebé.
  • Habla constantemente con tu pequeño sobre lo que sucederá cuando el bebé llegue. Esto le dará una idea realista de lo que sucederá. Por ejemplo, hazle saber que el bebé va a ocupar mucho de tu tiempo y que no será capaz de hacer mucho al principio.
  • Siéntate con tu hijo y miren fotos y vídeos de su nacimiento y de sus días de bebé. Esto le dará una mejor idea de qué esperar.
  • Si es posible, visiten a amigos que tengan un bebé.
  • Permite que tu hijo mayor participe en los preparativos para la llegada de su hermano tanto como sea posible. Por ejemplo, puedes dejar que él decida, entre dos opciones, la primera prenda del nuevo bebé.

Continue reading

Aborda las rabietas a través de los libros

Es bastante común que los niños pequeños hagan berrinches, ¡todos podemos estar de acuerdo con eso! Desde patalear y gritar hasta sostener la respiración, las rabietas son comunes entre los 1 a 3 años, y son igual de comunes en niños que en niñas. Lo que tenemos que entender es que las rabietas son la forma en la que los bebés expresan los sentimientos y frustraciones que aún no son capaces de comunicar con palabras. Lo más importante es que tú, el adulto, seas un buen ejemplo y mantengas la calma en esos momentos.Las rabietas muchas veces vienen acompañadas de otros comportamientos difíciles como morder, arañar o golpear. Todos ellos son una forma de llamar la atención o de expresar emociones fuertes como la ira, el miedo y la frustración. Al carecer de las habilidades lingüísticas necesarias para describir sus sentimientos, los niños recurren a esos comportamientos como una manera de decir “¡Préstame atención!” o “¡No me gusta eso!”. Aquí hay algunas cosas que puedes hacer cuando te enfrentes a estas situaciones. Continue reading

Paso a paso: Cómo desarrollar sus habilidades sociales

Desde el momento en que tu bebé nació, aprendió a responder y adaptarse a la gente que lo rodea. Le encanta pasar tiempo con gente, pero, claro, siempre preferirá la compañía de sus padres. Investigaciones han demostrado que los bebés prosperan a raíz de las relaciones que tienen con sus padres y con la gente que los rodea. Estas relaciones se convierten en los componentes básicos para un desarrollo humano saludable.
Recuerda que cada bebé nace con su propio estilo social. Algunos son más sociales y extrovertidos, mientras que otros son más tímidos y callados. Pero, por lo general, cuando los niños cumplen los dos años comienzan a jugar con niños de su edad, ¡y les encanta! Y alrededor de los tres años comienzan a hacer amigos de verdad. Como cualquier otra habilidad, tu hijo tendrá que aprender a socializar usando la prueba y error.
A continuación te damos algunos consejos que te ayudarán a mejorar las habilidades sociales de tu pequeño.  Continue reading

Ansiedad de separación: Abórdala de una manera divertida y astuta

Alrededor de su primer cumpleaños, la mayoría de los bebés desarrollan la ansiedad de separación. Para cada niño es diferente, pero, por lo general, esto significa que los pequeños se alteran cuando su mamá o papá los deja con alguien más. Esto es completamente normal en la niñez, pero no por eso es fácil.A la mayoría de los bebés menores de seis meses no les importa estar con otras personas si sus necesidades básicas están cubiertas. Pero entre los cuatro y siete meses, se desarrolla el sentido de la permanencia de objetos. Los niños comienzan a entender que las cosas y las personas existen aún y cuando están fuera de su vista. Ahí es cuando tu bebé comprende que cuando no te puede ver, significa que tú decidiste irte a otro lado. Ya que los bebés no comprenden el concepto del tiempo, no saben cuándo regresarás y esto los asustará mucho.

Poder entender lo que piensa tu hijo y tener una estrategia para abordarlo puede ayudarlos a los dos. Aquí te compartimos unos tips que puedes seguir para disminuir la ansiedad de separación. Continue reading

¡Enseña autocontrol con la ayuda de libros!

Dedicar unos minutos diarios a leerle a tu hija es muy beneficioso para su desarrollo cerebral, habilidades del lenguaje y habilidades sociales. Incluso la Academia Americana de Pediatría ha invitado a todos los pediatras a recordarle constantemente a los padres acerca de estos beneficios.

Los libros pueden convertirse en herramientas útiles que ayudan a los niños a identificar y entender sus sentimientos, y ayudan a los padres a enseñarles a lidiar con emociones y situaciones difíciles. Muchas veces los libros simplemente ofrecen una manera fácil y productiva de hablar con los niños acerca de cosas como la amistad, la diversidad y el autocontrol -una habilidad fundamental.

Estudios han demostrado que el autocontrol es muy importante para que un niño prospere académica, social y emocionalmente. El autocontrol es la capacidad de pensar antes de actuar y mantener la calma en situaciones difíciles. Por lo tanto, alguien con autocontrol debe ser consciente de sus propios pensamientos y emociones. Para los padres, enseñar autocontrol se convierte en una prioridad, y es una habilidad que requiere práctica. Sin embargo, deben tener en cuenta que la corteza pre-frontal (la parte del cerebro asociada con la auto-regulación y control) de bebés y niños pequeños no está completamente desarrollada; por lo tanto, no es razonable esperar que un niño tenga el mismo autocontrol que un adulto. Si tu hija es muy pequeña, probablemente tiene dificultad para controlar efectivamente sus emociones, pensamientos y acciones -¡y eso es completamente normal! Por lo tanto, establece límites de acuerdo a su etapa de desarrollo.

¡Los libros pueden ser una gran herramienta para hablar sobre el autocontrol! Tu hija aprenderá a través de los diferentes personajes y situaciones en las historias, y hablar sobre lo que leyeron puede ayudarle a compararlos y relacionarlos con la vida real. ¿Ya conoces los libros de Leslie Patricelli? Son buenísimos -muy divertidos, creativos, ¡y son geniales para enseñar autocontrol! Busca los siguientes títulos: Continue reading

El desarrollo socio-afectivo de tu bebé

Los humanos somos seres sociales. Desde el día que nacemos, nos gusta que nos sonrían, nos carguen y nos hablen. Y aunque los bebés son totalmente dependientes de los adultos para sobrevivir, ellos tienen más que necesidades físicas, también necesitan atención de mamá, papá o algún otro adulto. Necesitan una relación recíproca, también conocida como una “relación de servir-devolver”.

Las relaciones servir-devolver son necesarias para el desarrollo óptimo del cerebro de un bebé y cimentan las bases que necesitará en un futuro para el aprendizaje. La relación se crea en base a interacciones que siguen un formato en el cual el pequeño emite un sonido o hace una expresión o gesto, y el adulto le responde con algún gesto o sonido propio. Estas interacciones son tan sencillas como importantes. Logran desatar la creación de las conexiones neuronales y, al mismo tiempo, establecen el entorno seguro que necesita un bebé para su desarrollo emocional y social.

Continue reading