Category Archives: Hallazgos

¡Jugar no es cosa de juego!

Cuando pensamos en un niño jugando, lo primero que nos viene a la mente es la imagen de un niño jugando a las escondidas, con una pelota o en algún parque. Y aunque el juego ha sido reconocido como una herramienta esencial para el desarrollo de un niño, el juego físico no es el único tipo de juego. El juego simbólico se presenta cuando un niño usa la imaginación para basar su juego en alguna situación o en objetos no presentes en el momento. Suele ser más complejo en cuanto maduran las habilidades de la imaginación de un niño. Podrá comenzar imitando situaciones habituales, como darle de comer a una muñeca, para más tarde actuar situaciones mucho más elaboradas, como la escena en un supermercado ¡con todo y reglas, diferentes personajes y vestuarios!

La experta en desarrollo infantil Laura E. Berk asegura que el juego simbólico crea oportunidades para la exploración e imaginación, y para que un niño trabaje sus habilidades lingüísticas, emocionales, sociales, y cognitivas. Dentro de estas áreas, se trabajan la creatividad, la inhibición de impulsos y la empatía. El juego sirve como una oportunidad para que los pequeños ensayen las habilidades adaptativas que requerirán en un futuro. Con el juego simbólico, los niños aprenden a tomar la perspectivas de las demás personas y dejar atrás el egocentrismo.

¿A qué edad debe de comenzar a jugar simbólicamente mi hija?

El juego simbólico puede comienza entre los 12 y 18 meses. ¿Tu pequeña comienza a darle de comer a una muñeca con una cuchara? ¿se lleva un block a la oreja como si fuera teléfono? Aunque al inicio el juego simbólico suele ser individual, para cuando tu hija cumpla dos años, empezará a disfrutar de la compañía de sus pares y los empezará a involucrar en el juego. Este ayudará a fortalecer su imaginación, sus habilidades físicas, su desarrollo cognitivo y su capacidad emocional. Es a través del juego que los niños aprenden a interactuar con compañeros y a entender el mundo que los rodea.

Si tiene tantos beneficios, ¿qué puedo hacer para promover el juego simbólico en mi hija?

La investigación indica que leer libros con tus hijos o hablar frecuentemente con ellos sobre los eventos del día, la naturaleza, objetos, gente y acciones fomentan el juego simbólico.

Te ofrecemos más tips para fomentar este tipo de juego:

  • Invita a tu pequeña a usar la imaginación a través de los cuentos: Invita a tu pequeña a relatar su cuento favorito o a imaginarse un final alternativo para un cuento que ya haya escuchado. Asegúrate de preguntarle “¿Qué crees que pasará ahora?” o “¿Qué crees que pase si el niño no encuentra el tesoro?”. Las preguntas la estimularán a usar su propia imaginación y a tratar de entender la lógica del cuento.
  • Dale juguetes a tu niña: Te recomendamos que tenga acceso a diferentes juguetes, muñecos o animales de peluche. Los juguetes pueden ser sencillos o hechos en casa. ¡Puedes crear tus propios juguetes con objetos cotidianos como calcetas o cajas de zapato! La idea es que los juguetes (que preferiblemente estén guardados donde ella los pueda alcanzar) lleven al juego simbólico. Los niños fácilmente vinculan emociones o sentimientos con juguetes, y estos les sirven para expresarse.
  • Crea una caja de juguetes: Llena una caja o bolsa de materiales que correspondan a algún tema en particular. Por ejemplo, un restaurante o un zoológico.
  • Haz tiempo para jugar: El juego simbólico no siempre es fácil de programar en bloques de quince o veinte minutos, así que a veces hay que ser flexibles. Por ejemplo, deja el fuerte o la casita que construyó con cojines durante varios días para que pueda seguir explorando y trabajando su creatividad. ¡A veces lo más beneficioso para tu hija es tener tiempo libre para jugar y explorar ideas!

La próxima vez que veas a tu hija jugando simbólicamente, ¡déjala ser! Ese tiempo no es tiempo perdido, sino todo lo contrario.

Si quieres más ideas para fomentar el juego simbólico en tu hija, asegúrate de ver este video de una actividad de Kinedu diseñada para hacer justo eso.