¡La importancia de la confianza personal de los padres y algunos consejos para fomentarla!

Aunque existen al menos cuatro tipos de crianza que se han estudiado a profundidad (según la Dra. Diana Baumrind estos son el estilo autoritario, permisivo, negligente y democrático; puedes leer más artículos sobre el tema en nuestro blog), tu estilo personal de crianza es tan único como la relación que tienes con tu hijo o hija. En tu escala de valores, algunos valores serán más importantes que otros o los implementarás de diferentes maneras. Por ejemplo, mientras que algunos padres enfatizan la importancia de la limpieza, otros se concentrarán en dejar los zapatos sucios en la entrada de la casa; en algunas familias los modales en la mesa son muy importantes, pero habrá quien permita primero la exploración y luego siga una rutina de baño para limpiar al pequeño.

La mayor parte de los investigadores y psicólogos infantiles coinciden en que una crianza exitosa no se ve como el éxito que experimentamos en otras áreas de nuestras vidas, como el trabajo, donde podemos medir nuestra eficacia y logros considerando la velocidad de trabajo y el cumplimiento de tareas. Ser padre o madre a un proceso relacional muy complejo que muchas veces requiere que invirtamos el modelo: hay que ir poco a poco y toma mucho tiempo. Según los expertos, una buena forma de medir la calidad de la crianza es ver qué tan confiado se siente un padre sobre su forma de guiar, aprender y tomar decisiones. La ciencia del desarrollo demuestra que los padres que se sienten más seguros de sí mismos y se perciben como padres eficaces, aunque batallen en algunas cosas, tienen mejores resultados en las áreas de bienestar, comunicación y son más eficientes a la hora de enseñar límites y reforzar conductas positivas en sus hijos.

Continue reading

¿Babeo? Consejos y trucos para controlarlo

Todos los niños pasan por una etapa notable de babeo. Es algo normal, pero hay algunos pequeños que lo hacen de manera muy abundante o por mucho tiempo. Si tu hijo o hija babea demasiado, te recomendamos que consultes a un otorrinolaringólogo para que haga un diagnóstico y revise que no haya algún problema con las estructuras físicas de la boca, nariz y garganta. Mientras tanto, estos son algunos de mis consejos y trucos favoritos para controlar el babeo de nuestros amiguitos.

Ciérrala

¡Cuando tenemos la boca cerrada es menos probable que babeemos! Yo llamo a esto la “postura de la boca cerrada”. Esto significa que tu hijo o hija tiene los labios cerrados y respira a través de la nariz. La nariz está diseñada para filtrar (gracias, vello nasal), calentar, humedecer y oler el aire que respiramos. Además, este órgano está equipado con mucosa que captura y mata gérmenes. Respirar por la nariz asegura que inhalemos la cantidad adecuada de oxigeno y dióxido de carbono (respirar por la boca normalmente resulta en hiperventilación). Los niños que respiran con la boca abierta suelen roncar, se enferman más seguido de la garganta, se sienten cansados y corren el riesgo de desarrollar dientes torcidos. Además, varias investigaciones relacionan este tipo de respiración con problemas de comportamiento, déficits de aprendizaje y problemas de habla. Después de consultar con el otorrino para ver que no haya algún factor físico que interfiera en la capacidad de tu pequeño o pequeña para mantener la postura de la boca cerrada, ¡solo es cuestión de ir creando el hábito!

Continue reading

La influencia de la atención y las interacciones en el desarrollo del lenguaje

Si le preguntas a cualquier psicólogo qué fue lo primero que aprendió en la carrera, sin duda, responderá que el debate entre genética y ambiente. Ya sabemos que el ambiente y el contexto en el que crece un niño juega un rol importante en su desarrollo. Hoy exploraremos el impacto que tiene en la adquisición del lenguaje.

En este artículo, por ambiente entendemos específicamente las habilidades de atención (la habilidad de tu bebé para poner atención a un estímulo) y la calidad del input que recibe (la complejidad y variedad de interacciones).

 Para comprender el papel que juegan las habilidades de atención, primero debemos ver cómo evoluciona de la interacción entre madre e hijo durante el primer año de vida (papás, esto también los incluye). Durante los primeros cinco meses, las interacciones son diádicas, es decir cara a cara y uno a uno (solo participan dos elementos). Conforme tu bebé crece, estas interacciones se vuelven triádicas al incluir objetos (se introducen los juguetes). Esto significa que los juguetes se vuelven el nuevo objeto de atención y esto propicia nuevos intercambios verbales y de atención con tu pequeño o pequeña. Esta transición parecerá insignificante, pero es un paso de gigante para la adquisición del lenguaje. Es un momento decisivo porque tu bebé comenzará a relacionar palabras y sonidos con objetos específicos y acciones. Continue reading

No está escrito en piedra: cómo el ambiente afecta al desarrollo

El ambiente en el que está inmerso tu bebé no solo es crucial para su memoria y aprendizaje, ¡sino que también modifica sus genes incluso desde antes de nacer! Es muy probable que ya hayas escuchado hablar del debate de naturaleza vs crianza o de aquel que enfrenta al determinismo de la genética contra los factores ambientales.

Este tema es de gran interés para nuestra generación porque, hace apenas una década, todo el mundo sabía que el perfil genético individual de cada persona la predisponía a ciertas cosas. Esta idea nos hizo creer que el temperamento o la resiliencia cognitiva eran tan definitivos como nuestro color de ojos. Hoy, muchas investigaciones que estudian cómo el ambiente moldea el desarrollo han demostrado que esta relación es mucho más compleja.

Continue reading