Reflejos del recién nacido

Durante las primeras semanas de la vida de tu bebé, gran parte de su actividad es reflexiva debido al hecho de que todos los bebés tienen un control limitado sobre su cuerpo. Para compensar esta falta de control, la madre naturaleza se aseguró de que los bebés nacieran con un conjunto de mecanismos de supervivencia que los protegieran del daño. Por esta razón, aunque tu pequeña es muy dependiente de sus padres, ella no está completamente indefensa.

Los reflejos desaparecen en los primeros meses de la vida de tu bebé una vez que ya no los necesite. Algunos incluso se convierten en acciones voluntarias una vez que tu pequeña comience a controlar su cuerpo. Estos mecanismos innatos generalmente tienen una duración corta, sin embargo, son muy importantes. Es crucial asegurarse de que tu hija tenga todas sus respuestas primitivas presentes, ya que indican que el cerebro y el sistema nervioso están trabajando correctamente. Puedes verificar los reflejos de tu bebé en casa, pero recuerda que el pediatra de tu bebé se asegurará que muestre todos sus reflejos durante su primer chequeo. Si quieres más información sobre estas fascinantes acciones involuntarias, revisa a continuación nuestra lista de los reflejos más comunes en los recién nacidos.

Reflejo de Moro: este reflejo también se conoce como reflejo de sobresalto, ya que comúnmente ocurre cuando un bebé se sobresalta por un ruido fuerte o un movimiento repentino. En respuesta al sonido o acción, verás a tu bebé echar la cabeza hacia atrás, extender los brazos y las piernas y, finalmente, regresar los brazos y las piernas hacia adentro. Tu bebé podría llorar durante este episodio o incluso podría sobresaltarse como respuesta a su propio llanto. Este reflejo es notorio para despertar a los bebés tan pronto uno los acueste, pero no te preocupes, generalmente dura hasta que tu bebé tenga aproximadamente 2 meses.

Reflejo de búsqueda: Esta acción innata se produce cuando la esquina de la boca del bebé se toca o se acaricia. Una vez que la toquen, tu bebé girará su cabeza y abrirá su boca mientras enraíza en la dirección de la caricia. Este movimiento ayuda a tu hija a encontrar el seno o el biberón y comenzar a alimentarse. Durante sus primeros días de vida, tu bebé buscará haciendo movimientos de un lado al otro, y girará su cabeza hacia el pezón y luego se arqueará hacia atrás. Pero para las tres semanas de vida, se posicionará para prenderse del seno o biberón sin ningún problema. Este reflejo dura aproximadamente 4 meses.

Reflejo de succión: esta acción de supervivencia está presente incluso antes de que nazca tu bebé. Si tuviste suerte, es posible que hayas visto a tu pequeña succionarse el pulgar durante un ultrasonido alrededor de las 36 semanas de gestación – cuando este reflejo está completamente desarrollado. El reflejo de succión es crucial para que tu bebé pueda tomar leche. Cuando el pezón de tu pecho o biberón toca el techo de su boca, tu pequeña automáticamente comenzará a succionar. Si no fuera por esta acción automática, tu pequeña no podría tomar la comida que necesita para crecer. La coordinación instintiva de estos movimientos rítmicos con la deglución y la respiración es complicada y algunos bebés pueden no ser eficientes al principio, pero con la práctica aprenderán esta habilidad y se convertirán en expertos.

Reflejo tónico del cuello: esta respuesta automática se ve así: tu bebé gira la cabeza hacia un lado endereza el brazo del mismo lado y dobla el brazo opuestos. Es una respuesta muy sutil y no aparecerá si tu bebé está llorando o molesto. Eventualmente, esta postura desaparece cuando tu bebé tiene entre cinco y siete meses.

Reflejo de agarre palmar: si acaricias la palma de la mano de tu recién nacida, cerrará automáticamente sus dedos con fuerza. Con el tiempo, esta respuesta automática se convertirá en una acción voluntaria, pero por ahora, disfruta del fuerte agarre de la mano de tu bebé alrededor de su dedo. Este reflejo dura hasta aproximadamente 5 a 6 meses de edad.

Reflejo de caminar: Cuando a tu bebé lo sujetan las axilas y sus piernas tocan una superficie plana, inmediatamente colocará un pie delante del otro como si estuviera caminando. Es fascinante ver a tu bebé “caminar”, pero este es simplemente un reflejo. Si intentas esto en casa, asegúrate de apoyarla adecuadamente por las axilas y tener cuidado de sostener su cabeza también. Este reflejo desaparecerá después de 2 meses, luego volverá a aparecer como el movimiento voluntario de caminar.

Reflejo de Babinski: este reflejo aparece cuando la planta del pie de tu bebé es firmemente frotada, lo que hace que el dedo gordo del pie se doble hacia la parte superior del pie mientras que los otros dedos se abren en abanico. Este reflejo es normal hasta alrededor de los 2 años de edad e incluso puede desaparecer desde los 12 meses de edad.

Para más información  no dudes revisar la siguiente liga:

https://www.healthychildren.org/Spanish/ages-stages/baby/Paginas/Newborn-Reflexes.aspx

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *
You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>