Los efectos del azúcar añadida en la comida

 

A través de consumo de alimentos industrializados para niños, se han estado alterando los hábitos de alimentación y preferencias de los niños.

Durante el primer año de vida, la leche materna da el inicio a la formación de hábitos y preferencias alimentarias que difícilmente se modifican posteriormente. Por esto, la alimentación complementaria tiene un rol muy importante. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que desde los primeros momentos en el que el niño recibe alimentación complementaria, se promuevan buenos hábitos que beneficien la educación alimentaria. Por esto, no es recomendable añadir endulzantes de ningún tipo en los alimentos de los niños. El ofrecerle productos con grandes cantidades de azúcar añadida, provoca que desarrollen un mayor gusto por los alimentos dulces.

Los sabores adquiridos durante esta etapa de la vida se convierten en hábitos para el resto de la vida y estos pueden ser factores de riesgo para enfermedades como la obesidad, diabetes e hipertensión arterial.  

Estudios han encontrado que los sabores de alimentos habituales de la madre se transfieren a su hijo por medio del líquido amniótico en el vientre y por la leche materna. Esto ayuda a que el niño acepte una variedad de sabores al momento que inicie a recibir alimentación complementaria. También es una manera de prepararlo al sabor de otro tipo de alimentos.

Es por esto que al introducir al niño a una fórmula de crecimiento infantil es importante encontrar una que no contenga azúcar añadida. Nestlé ® Excella Gold cuenta con esta característica elemental.

 

Fuentes:

http://www.who.int/nutrition/topics/complementary_feeding/es/

Added sugar in food

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *
You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>