Los beneficios del masaje para bebés

Dale paz a tu bebé,  ¡conoce 7 beneficios del masaje para bebés!

  1. Alivia los dolores causados por cólicos, gases, estreñimiento, gases y dentición.
  2. Permite a tu bebé relajarse y reduce el estrés.
  3. La interacción mejora las habilidades de comunicación verbal y no verbal.
  4. Estimula y ayuda al sistema inmunológico y nervioso de tu bebé.
  5. Ayuda a tu bebé a sentirse seguro y amado y mejora su autoestima.
  6. Tu bebé dormirá tranquilo y profundo.
  7. El tacto, las sonrisas y las caricias fortalecen su vínculo afectivo.

Al dar masajes a tu bebé la ayudas a fortalecer sus huesos, músculos y sistema inmunológico. También le ayuda a dormir más tranquilo, beneficia al sistema digestivo y le ayuda a calmar los cólicos.

1. Piernas y pies: Agarra su muslo con ambas manos y empuja hacia abajo con una mano y después con la otra. Aprieta suavemente. Repite lo mismo con la otra pierna. Toma su pie y haz círculos suavemente en cada dirección. Acaricia su pie con una suave presión desde el tobillo hasta los dedos. Repite con el otro pie.

2. Cara y cabeza: Sostén la cabeza de tu bebé y acaricia su frente, partiendo del centro y avanzando hacia los lados.

3. Pecho: Coloque ambas manos sobre el pecho de tu bebé y acaricia desde el centro de su pecho hacia los hombros y luego bájalas hacia abajo y hacia atrás.

4. Brazos: Agarra la parte superior del brazo de tu bebé y acaricia hacia abajo desde la parte superior a la parte inferior. Repita estos movimientos en sus manos trazando círculos desde la muñeca hasta las yemas de sus dedos y luego aprieta ligeramente cada dedo.

5. Abdomen: Presiona suavemente – recuerda que el estómago de tu bebé es muy delicado y sensible. Masajea con las yemas de los dedos en el sentido del reloj de forma circular y empezando siempre debajo de las costillas. El masaje de la panza de tu bebé debe ser evitado si el cordón no se ha curado por completo.

Recuerde siempre:
*Evita masajear a tu bebé antes o después de las comidas o cuando necesite dormir. Tus caricias deben ser suaves y firmes. Siempre mantén una mano sobre su bebé.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *
You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>