Category Archives: Hitos Claves

Ante la adversidad

Cuando un niño se cae 50 veces aprendiendo a caminar nunca se dice a sí mismo, “tal vez esto no es para mí”

Tarde que temprano, te darás cuenta exactamente qué tan persistente puede ser tu bebé. Por más chico que parezca, es un individuo que no se rinde fácilmente ante la adversidad y que su fuerza de voluntad te asombrará. En el momento que tu pequeño empiece a dar esos primeros pasos y practique caminar día con día, hay mecanismos del desarrollo ocultos que motivan a tu bebé a persistir.

Cuando tu bebé decide caminar, esta abandonado el ser experto gateando por ser un principiante caminando. Un experto gateando domina sus alrededores, explora, navega y fácilmente esquiva obstáculos. Por otro lado, un principiante para caminar tiene poca coordinación y tiende a pasar la mayoría del tiempo cayéndose y levantándose una y otra vez. ¿Así que, porqué decide tu bebé y qué lo motiva a pasar de ser experto a ser un principiante?

Más veloz. 

Desde pequeño, a tu bebé le gusta la velocidad y es capaz de analizar que a pesar de las constantes caídas, puede recorrer una mayor distancia a una mayor velocidad en menos tiempo que si optara por gatear. Por otro lado, entiende que el caminar tiene grandes implicaciones para su manera de navegar un cuarto y su interacción con sus alrededores.

Más curioso.

Probablemente has notado que tu bebé tiende a ser extremadamente curioso. Otra teoría sostiene que tu pequeño insiste en caminar es que obtiene una mayor visibilidad del cuarto. La postura natural al gatear implica que la mirada de tu bebé este sobre el suelo y en el momento que opta por caminar, el cuarto entra en visión.  Continue reading

Indicadores del desarrollo: Aprendiendo a girar

¿Tu bebé ya tiene mayor control sobre su cabeza? Entonces, pronto estará listo para aprender a darse la vuelta, este es un hito importante para tu bebé ya que es su primer gran movimiento por sí mismo. A medida que la fuerza en sus brazos, espalda y cuello aumente, él comenzará a descubrir nuevas formas de mover su cuerpo.

¿Cuándo comenzará mi bebé a girar por sí mismo?

Según la Academia Americana de Pediatría (AAP), los bebés deben ser capaces de rodar en ambas direcciones a los 7 meses. Sin embargo, alrededor de los 3 y 4 meses los bebé desarrollan la suficiente fuerza superior para poder voltearse de su estómago a su espalda. Sin embargo, les podrá tomar hasta los 5 o 6 meses para voltearse de atrás hacia adelante, ya que necesitan más fuerza muscular en el cuello y en los brazos para hacer dicho movimiento.

Cuando tu bebé gire por primera vez será una sorpresa para ambos e incluso tu pequeño podrá derramar algunas lágrimas. No te preocupes es completamente normal, es una nueva experiencia para él por lo que puede darle miedo al inicio, pero no te sorprendas si pronto se convierte en uno de sus trucos favoritos. Continue reading

Los diferentes estilos de gateo

¿Tu bebé está listo para gatear? Alrededor de los 7 a 10 meses los bebés normalmente comienzan a dominar el gateo clásico de mano y rodilla. Sin embargo algunos bebés desarrollan estilos alternativos de gateo los cuales son igual de eficientes. Estos son algunos tipos de gateo que tu bebé puede adoptar.

No todos los bebés gatean en la forma tradicional, alternando sus manos y rodillas, algunos bebés utilizan su vientre para moverse, otros se arrastran en sus pompis y usan sus manos para impulsarse hacia delante, y algunos utilizan sus manos y pies para moverse hacia adelante. Pero no importa qué estilo adopte tu bebé, recuerda que lo importante es que él o ella muestre un deseo de moverse de forma independiente para explorar su entorno.

Estos son los distintos estilos de gateo según la AAP (Academia Americana de Pediatría):

 

El clásico – manos y rodillas o rastreo en cruz.

Tu bebé recarga su peso sobre sus manos y rodillas, luego mueve un brazo y la rodilla opuesta hacia adelante al mismo tiempo. Este tipo de gateo es el más común de todos.

Gateo de oso.

Se parece que al gateo clásico, pero tu bebé mantiene sus codos y rodillas rectas, caminando sobre las manos y los pies como un oso.

Gateo de vientre o el rastreo de comando.

Tu bebé mueve su cuerpo hacia adelante mientras arrastra su vientre contra el suelo. Esto puede ser una forma eficaz de moverse, ¡pero seguro dejará la ropa muy sucia!

Arrastrarse.

Tu bebé se arrastra al estar sentado, utilizando sus brazos para moverse hacia adelante. Este tipo de rastreo nunca será tan rápido como el gateo clásico, pero también es eficiente. Los bebés que se arrastran a menudo son los que realmente se resistían a pasar tiempo boca abajo.

Gateo de cangrejo.

Tu bebé se mueve hacia atrás o hacia los lados como un cangrejo, impulsándose con sus manos. Este tipo de gateo por lo general ocurre cuando el bebé está aprendiendo a gatear y la fase no dura más de una semana o dos.

Rodando.

Tu bebé llega a su destino rodando de un lugar a otro. Aunque técnicamente no es gatear, algunos bebés llegan a ser tan eficientes en rodar que en realidad nunca desarrollan la postura de gateo, ya que simplemente ruedan una y otra vez hasta que llegan a su destino.

 

Toma en consideración que los patrones de gateo atípicos no necesariamente indican un problema, pero la asimetría del gateo puede ser una señal de alerta por lo que si tienes dudas platícalo con tu pediatra.

 

 

¿Quieres más información acerca del gateo?  Visita nuestro blog  “Aprendiendo a gatear: Preguntas frecuentes” o las siguientes páginas:

 

https://www.healthychildren.org/English/ages-stages/baby/Pages/Crawling-Styles.aspx

http://www.kidspot.com.au/baby/baby-development/milestones/baby-development-all-about-crawling

http://espanol.babycenter.com/a900442/gatear

 

El juego libre: Por qué tu hijo prefiere una caja de cartón sobre otros juguetes

“Ayudar a que florezca el desarrollo de los niños no requiere de los mejores juguetes o los aparatos más caros. Al contrario, el aprendizaje sucede cuando los niños crean sus propios mundos de juego” (Deruy, 2016).

¿Alguna vez te has preguntado por qué tu hijo prefiere la caja de cartón sobre el juguete llamativo que se encuentra dentro?

Los juguetes llamativos y elegantes, aunque muy atractivos, no ofrecen las infinitas posibilidades que ofrece una caja de cartón. A los bebés les gusta utilizar todos sus sentidos durante el juego, y hacer uso de sus habilidades motrices y cognitivas. Con la caja los bebés pueden agarrar, voltear, abrir, cerrar y hasta colocar objetos dentro de la misma. ¡Si es suficientemente grande, incluso pueden explorar su interior!

Las cajas de cartón y otros objetos sencillos permiten que tu hijo juegue libremente. Esto le ayuda a seguir desarrollando sus habilidades cognitivas, motrices e inclusive socio-afectivas. Conforme tu pequeño sigue creciendo, será capaz de participar en el juego simbólico, en donde los mismos objetos simples no sólo son manipulables, pero pueden convertirse en una casa, un castillo, una nave espacial – ¡cualquier cosa que se puedan imaginar, todo es posible!

Según Piaget, los bebés de 0-24 meses de edad pertenecen a la etapa sensoriomotora del desarrollo, una etapa caracterizada por la exploración del entorno. Desde el nacimiento, los bebés comienzan a explorar objetos por medio de la visión. Luego, a medida que crecen continúan aprendiendo acerca de los objetos tomando y colocándolos en su boca. Continue reading

Causa y Efecto – Obteniendo una sensación de control

Los niños aprenden observando a la gente alrededor de ellos, nacen curiosos y exploradores. Nuevos estudios muestran que los cerebros de los niños pequeños están diseñados para aprender con sólo observar y jugar de una manera notablemente sensible. Tu incansable investigador está intrigado por el fenómeno de la causa y efecto y por lo tanto va a aprender más con los juegos que pueda manipular.

Al comienzo del desarrollo, antes de que los bebés cumplan sus 2 años de edad, su curiosidad florece y comienzan a entender el mundo que los rodea y  viven nuevas experiencias interesantes con juguetes. Ellos aprenden que si mueven una sonaja, logran crear un sonido. Si tiran una pelota en el suelo, logran que rebote. Los juguetes más simples pueden activar los sentidos del bebé y así ellos pueden aprender, observar y experimentar las sensaciones que estos juguetes les pueden crear. Se dan cuenta de que pueden hacer que las cosas cambien o pueden producir reacciones, comprendiendo aún más la relación de causa y efecto. A través de la simple observación se dan cuenta de que pueden entender ciertas relaciones, hacer predicciones y averiguar por que las cosas suceden. También aprenden a iniciar interacciones con otros para ganar su atención y recibir un cierto estímulo y aprenden a mirar hacia otro lado para desalentar una interacción. Estas primeras experiencias ayudan a construir recuerdos de impresiones y experiencias en su vida. Continue reading

Sobre el retraso del desarrollo y las señales de alerta durante el primer año

¿Crees que tu bebé pueda estar atrasado en su desarrollo? Antes de llegar a cualquier conclusión, recuerda que cada niño se desarrolla a su propio ritmo y la curva de lo “normal” es bastante amplia. Sin embargo, siempre es útil conocer sobre las señales de alerta para saber si puede haber posibles retrasos en el desarrollo de un niño.

 

¿Qué significa tener un “retraso en el desarrollo”?

Este término es usado por los médicos cuando un niño no ha alcanzado los hitos que se esperan en su período de tiempo. Por ejemplo, si el rango normal para aprender a caminar es entre 9 y 18 meses, y un niño de 20 meses, aún no ha comenzado a caminar, esto sería considerado un retraso en el desarrollo. Hay diferentes tipos de retrasos y estos podrían ser uno o más, por ejemplo un niño podría tener un retraso en su motricidad gruesa, la motricidad fina, habilidades lingüísticas, habilidades de pensamiento, habilidades de autoayuda o habilidades sociales. Es importante mencionar que si el bebé se está quedando atrás temporalmente, esto no quiere decir que sea un retraso en el desarrollo. Recuerda que cada niño se desenvuelve a su propio ritmo, pero sí es importante saber cuáles son algunas de las señales de alerta que debes de tener en mente.

 ¿Cómo puedo saber si mi hijo tiene un retraso en el desarrollo?

Continue reading

Indicadores del desarrollo: Las primeras palabras

Las primeras palabras de los bebés normalmente son “mamá” y “papá”. Aparte del hecho de que mamá y papá están muy presentes, los estudios han demostrado que esas son las primeras palabras por los sonidos repetidos que contienen. De hecho, la mayoría de los países tienen palabras muy sencillas con sonidos repetidos para nombrar a mamá y papá, e incluso a veces al abuelo y la abuela.

Estudios del cerebro de recién nacidos muestran una mayor actividad cuando los bebés escuchan palabras inventadas con sonidos repetidos seguidos, como “mubaba”. Cuando escucharon las palabras con repetición no seguida, así como “bamuba”, no mostraron respuestas significativas. Esto sugiere que los bebés reconocen más fácilmente sonidos repetitivos, y por eso las palabras como “mamá” o “papá” son fáciles de aprender y vocalizar. Continue reading

Desarrollo por área: El sentido auditivo

Este artículo explica el desarrollo del sentido auditivo de tu bebé – un sub-dominio del área física del desarrollo.

Tu bebé nació con un excelente sentido del oído – casi igual de bueno que el de un adulto. En realidad, ¡tu bebé ha estado escuchando tus conversaciones a partir de sus 20 semanas en el vientre! Así que desde el momento en que nace, tu bebé no sólo puede escuchar tu voz con claridad, sino también puede diferenciar entre diferentes tonos de voz que usas, aunque en realidad todavía no entienda lo que estás diciendo.

El sentido auditivo es importante para el desarrollo de habilidades lingüísticas, sociales y cognitivas. Se recomienda que se revise su escucha antes de salir del hospital, pero si no se le hace la prueba en el hospital, inténtalo en casa poniendo a prueba su reflejo de Moro. Sorpréndelo con un ruido fuerte e inesperado, y verás que arquea su espalda y estira sus brazos como reacción ante el ruido. Haz esto antes de sus dos meses, cuando el reflejo desaparece.

Una de las habilidades auditivas que se desarrollan a temprana edad es la localización – o la capacidad de identificar la fuente de un sonido. Durante su primer año de vida, las habilidades de escucha de tu bebé se perfeccionarán – lo podrás notar al observar cómo él o ella alterna su atención entre el timbre del teléfono, algún juguete, o simplemente alguien hablando.

Puedes trabajar en la audición de tu bebé al jugar o hacer música juntos, leyéndole y hablando con él o ella todos los días. Con el paso del tiempo, intenta gradualmente eliminar el lenguaje infantil y empieza a ofrecer más oportunidades para que él balbucee, y más tarde diga sus primeras palabras. Entre los uno y dos años de edad, el vocabulario de tu bebé aumentará a un ritmo increíble, ¡triplicando cada seis meses! Para el momento en que tu pequeño empiece la escuela, entenderá casi todo lo que se dice.

 

Cada niño se desarrolla a su propio ritmo. Sin embargo, hay cosas que puedes hacer para ayudar a su desarrollo a largo plazo. Revisa el video de esta actividad de Kinedu que está diseñada para fortalecer el sentido auditivo.

 

Las funciones ejecutivas: El conjunto de habilidades más importantes que podemos enseñar a nuestros hijos

Las primeras experiencias – ya sea positivas o negativas – tienen un profundo impacto en el desarrollo del cerebro y sus circuitos neuronales, que a su vez proporciona la base para las habilidades más complejas. Dentro de estas habilidades complejas, se encuentran las funciones ejecutivas, a las cuales se les ha puesto un mayor enfoque últimamente – y con justa razón. Las funciones ejecutivas nos ayudan a concentrarnos en diferente información al mismo tiempo, tomar decisiones, revisar y cambiar planes si es necesario y controlar nuestras emociones e impulsos. Es muy importante que en los primeros años de vida de un niño se construya una base solida que le permita la adquisición de estas habilidades, ya que las funciones ejecutivas son unas de las habilidades más importantes y serán criticas en su vida adulta.
Las funciones ejecutivas funcionan como un controlador de tráfico en el cerebro – manejan las diferentes señales, impulsos y deseos del cerebro. La corteza prefrontal del cerebro es fundamental para dichas funciones, pero no actúa sola, pues controla el comportamiento a través de interacciones con el resto del cerebro. En el momento que el niño cumple su primer año de vida, el cerebro, que originalmente funcionaba casi como un conjunto de neuronas aisladas, comienza a funcionar como una gran red de áreas conectadas. Esto permite que el niño comience a tener acciones coordinadas y pueda manejar sus diferentes impulsos. Como adultos, esto se traduce en la capacidad de hacer múltiple tareas a la vez, mostrar auto-control, mantenerse concentrado a pesar de las distracciones y seguir instrucciones de varios pasos – todas críticas para lograr nuestros objetivos, llevarnos bien con los demás y convertirnos en miembros contribuyentes de la sociedad. Continue reading

Desarrollo por área: El desarrollo visual

El desarrollo visual forma parte del área física del desarrollo

Tu bebé nació con una visión de 20/400, ¡el equivalente de ser legalmente ciego! Pero no te preocupes, la visión de tu bebé mejorará gradualmente. Su visión en realidad será una de sus principales herramientas de aprendizaje pues así absorberá todo tipo de información sobre el mundo que le rodea. Problemas con la visión pueden causar retrasos en el desarrollo – así que asegúrate que tu pediatra lo revise en cada visita.

Aunque los primeros días después de nacer tu bebé sólo tiene visión periférica, su mala visión en realidad sirve para protegerlo de la sobreestimulación. Al mes, sólo será capaz de concentrarse en objetos que estén a menos de 30 centímetros de distancia. Esto es aproximadamente lo lejos que queda del rostro de la persona que lo carga, ¡que es lo que principalmente le interesa! Así que pasen mucho tiempo cara a cara, ¡y velo sonreír cada vez que mire tus ojos! También es completamente normal que los primeros dos meses tu bebé a veces esté un poco bizco – pero sus movimientos oculares deben ser coordinados para el tercer mes.

Continue reading