Category Archives: Fórmula

¿Cómo preparar un biberón?

Existe una gran variedad de presentaciones de fórmula. La puedes comprar en polvo o líquido concentrado. Sea cualquiera que desees comprar, no olvides que es muy importante preparar el biberón de acuerdo con las medidas e instrucciones de cada tipo de fórmula. A continuación, te presentamos los pasos para preparar un biberón de la mejor manera:

1. Comienza lavando muy bien tus manos.
2. Cerciórate de tener un biberón con accesorios previamente esterilizados.
3. Agrega la medida adecuada de agua al biberón asegurando esté esterilizada/purificada y a temperatura ambiente (puedes hervirla o comprar agua especial para bebé). Verifica a nivel de ojo que tengas la cantidad exacta para la cantidad de fórmula que utilizarás.
4. Si usas fórmula en polvo, mídela con cuidado usando el cucharón que viene en el envase. Llénalo hasta el tope y utiliza un cuchillo para nivelar la fórmula, cuidando que no tenga sobrante o faltante.
5. Si usas fórmula en concentrado, mídela dentro del mismo biberón, verificando la medida a la altura de tus ojos. Posteriormente la porción adecuada de agua esterilizada.
6. Mezcla muy bien, asegurando no quede fórmula sin diluir.
7. Si sobró concentrado, tapa muy bien el envase y almacénalo en tu refrigerador, utilizándolo dentro de las siguientes 48 horas. De la misma forma, tapa muy bien tu contenedor de fórmula y guárdalo en un lugar seco.

¡Una vez listo el biberón, puedes alimentar a tu bebé! No hay necesidad de calentar o enfriar la fórmula. Sólo recuerda alimentar a tu bebé dentro de la hora de preparación. No dejes que pase más de una hora a temperatura ambiente. Si pasó la hora o tu pequeño no se terminó su porción, hay que desechar la leche. Si sabes que su bebé no va a tomar biberón dentro de una hora de preparación, puedes refrigerar el biberón en el refrigerador y utilizarlo durante las próximas 24 horas.

¿Cada cuándo debo esterilizar su equipo de biberón?

El rápido crecimiento de tu bebé le ha permitido adquirir defensas que fortalecen su sistema inmunológico. Por esta razón, la Academia Americana de Pediatría, así como expertos en el área, mencionan que ya no es necesario esterilizar el equipo después de cada uso si se mantiene una higiene adecuada, se lava muy bien el equipo con agua caliente y jabón y se deja secar de forma completa. Procura tener muy limpias tus uñas, manos y cocina. De nada servirá lavar muy bien y esterilizar el equipo si no se cuida la higiene propia durante la preparación. En caso de que el equipo sea nuevo, sí es necesario realizar una esterilización, pero puedes lavarlo como acostumbras después del primer uso.
A partir de los cuatro meses de edad, tu bebé se empezará a llevar objetos a la boca. Los objetos contienen diversas bacterias que ayudan al cuerpo a desarrollar sus propias defensas. Por lo tanto, la esterilización ya no es un factor primordial. La higiene continúa siendo un aspecto importante a observar, pero una buena lavada basta y es suficiente. Por otro lado, es bueno esterilizar el equipo de vez en cuando para evitar la reproducción de gérmenes que hayan podido quedarse debido a residuos de leche. Los métodos de esterilización incluyen:

Esterilización con vapor:

Esterilización eléctrica:

• Seguir instrucciones del esterilizador (ya que pueden variar).
• Asegúrate que el equipo del bebé sea seguro en vapor.
• Posiciona la apertura del biberón y todo el equipo hacia abajo en el esterilizador.
• Tapa el esterilizador, enciéndelo y déjalo hasta que termine y se enfríe.
• La mayoría de estos esterilizadores mantienen los biberones esterilizados por 6 horas, pero recuerda verificar las instrucciones.

Esterilización en microondas:
• Puedes poner únicamente el equipo en el microondas o dentro de una vaporera para microondas.
• Asegúrate de separar todas las partes del biberón antes de meterlo al microondas
• Si pusiste sólo el equipo dentro del microondas, tomará 90 segundos para esterilizarse.
• Si el equipo está dentro de la vaporera, tomará de 3 a 8 minutos para esterilizarse.
• Recuerda no insertar nada que tenga metal.
• Ten cuidado al sacarlo ya que probablemente esté muy caliente.
• Si mantienes tapada la vaporera, el equipo te durará esterilizado alrededor de 3 horas.
• Si no utilizaste vaporera, procura utilizar el biberón inmediatamente.

Esterilización con solución para agua fría:

• Sigue las instrucciones del empaque. Por lo general, requiere que prepares un contenedor especial con agua fría y que disuelvas la solución en el mismo.
• Inserta el equipo a esterilizar en el contenedor por lo menos 30 minutos. Pon la tapa y asegúrate de que todo el equipo esté debajo del agua. Para sumergir el equipo, revisa que no contenga burbujas dentro del agua ya que esto lo hará flotar.
• Deja el equipo en la solución hasta que lo vayas utilizar. Ya que lo saques, enjuágalo con agua esterilizada, y listo.
• Es necesario cambiar la solución cada 24 horas.

Esterilización por medio de hervir:

• Esté método requiere mucho cuidado para prevenir quemaduras.
• Antes de esterilizar, revisa que el equipo se pueda hervir.
• Prepara una olla con agua y deja hervir.
• Pon el equipo en la olla asegurándote de que no tenga burbujas de aire de tal forma que pueda ser sumergido adecuadamente. Tapa la olla y baja la temperatura para evitar que se desborde el agua, déjalo por lo menos 10 minutos bajo la misma.
• El equipo tiende a dañarse más rápido con este método; recuerda revisarlo constantemente.
• Es preferible sacar el equipo de biberón justo antes de utilizarlo.
• Si no vas a utilizarlo, haz que el equipo y su tapa estén juntos, para que no se contamine.