Category Archives: Estimulacion prenatal

No compares: cada embarazo es una experiencia única

Tal vez te la pases comparando tu panza con la de tu otra amiga embarazada o, si ya tienes hijos y comienzas a entrar en terreno conocido, notes algunas diferencias entre tu primer embarazo y este. Te preguntarás por qué este bebé patea tanto si el anterior daba golpecitos muy suaves, o por qué tu panza está más alta o más baja que la de tu amiga, o por qué esta vez no se te antoja mango con pimienta. Recuerda que, si cada niño es diferente, ¡lo mismo aplica para cada embarazo! Hay muchos factores que contribuyen a que las mujeres experimentan embarazos diferentes como experiencias previas, factores genéticos o estilos de vida. A final de cuentas, la forma de tu panza no es el indicador más importante, si no la salud de tu bebé. Si tu doctor está tranquilo, puedes estar segura de que algunas pequeñas diferencias con otros embarazos son perfectamente normales.

Se dice que los niños disfrutan de beneficios especiales o ventajas de desarrollo gracias a la interacción con sus hermanos, pero ¿sabías que esto también se nota en la vida que lleva tu bebé dentro del útero?  Investigaciones del Departamento de Salud Materna e Infantil de la Universidad Johns Hopkins encontraron que el segundo o los subsecuentes bebés desarrollan una mayor experiencia motriz dentro del vientre y, por lo tanto, son niños más activos. Esto sucede porque los bebés comienzan muy pronto a explorar sus alrededores. Se ha documentado a bebés lamiendo la pared uterina o caminando por el vientre empujando con los pies a partir del tercer trimestre. Como después del primer embarazo, tu útero es más grande y el cordón umbilical más largo, ¡tu siguiente hijo tendrá mucho más espacio para moverse!

Los reflejos de mi bebé

Aunque parezca que tu bebé está muy cómodo creciendo dentro del útero y nada más, también está desarrollando algunas conductas automáticas y respuestas sensoriales que lo ayudarán a interactuar con el mundo durante los primeros cuatro o cinco meses después de su nacimiento. Estas habilidades se llaman «reflejos del recién nacido» y aunque algunos ocurrirán espontáneamente como parte de su día a día, otros serán respuestas a acciones o estímulos muy concretos.

Según Stanford Children’s Health hay algunos reflejos de recién nacido que se manifiestan incluso dentro del vientre:
• Reflejo de búsqueda: ayuda al bebé a encontrar el seno o la botella de leche inmediatamente después de nacer. Cuando se toca la mejilla del bebé, éste girará la cabeza en la dirección de la caricia, buscará la fuente de alimento y comenzará a succionar.
• Reflejo de succión: esta es la respuesta a cualquier cosa que toque su paladar, por eso los bebés tienen el reflejo de llevarse el pie a la boca y chupar sus dedos.
• Reflejo de prensión: cuando se toca la palma de la mano del bebé, éste responde cerrando los dedos alrededor del dedo del adulto.
• Reflejo de marcha automática: cuando se sostiene a un bebé de pie y sus pies tocan una superficie, éste comenzará a dar pasos como si bailara.

Tu bebé habrá desarrollado estos útiles y necesarios reflejos para la semana 32 de gestación. Tal vez hasta llegues a ver en un ultrasonido que tu bebé se chupa el dedo y esto te provocará una sobrecarga de ternura, pero eso es el tema de otra publicación de este blog…

Estimulación prenatal: la importancia de encontrar lo más adecuado para ti

Últimamente muchos blogs prenatales o las redes sociales se han inundado de publicaciones que hablan sobre los beneficios de usar métodos de estimulación prenatal más directa y activa que ayuden a fomentar el desarrollo del bebé. Existen muchas ideas y programas que se enfocan en esto, pero es importante que escojas uno que tenga una base científica y con el que te sientas cómoda.

Hay muchos estudios que promueven la estimulación prenatal con métodos como el contar cuentos, poner música ambiental o salir a tomar el sol porque son actividades sencillas y divertidas para ti y para tu bebé.

Por otro lado, otros programas de estimulación son muy exigentes y no encuentras tiempo para hacerlos, o son demasiado invasivos para el bebé. Por ejemplo, picar tu panza todos los días a intervalos regulares o dirigir una bocina con música a tu abdomen durante varias horas. En lo que se refiere a estimulación prenatal, los científicos establecen que no hay que seguir el dicho de «entre más, mejor». En lugar de eso, hay que ser selectiva. Aunque tengas las mejores intenciones, tocar música a un volumen muy alto o iluminar tu vientre todo el día alterará los ciclos naturales de sueño de tu bebé. Y tratar de meter un programa de seis horas diarias de estimulación en tu agenda puede ser estresante.

Nos alegra mucho que estés tan comprometida y que quieras estimular a tu bebé desde ahora. Hay muchos recursos disponibles, programas y actividades diseñadas para fomentar el desarrollo de tu hijo durante los próximos nueve meses. En Kinedu encontrarás muchas ideas. Así que, no te preocupes si se te pasó la hora de ponerle Mozart a tu bebé por estar con tus amigas, o si ya te hartaste de escuchar ese audiolibro francés que, según tu prima, ayudará a que tu hijo sea políglota cuando sea mayor. Lo más importante para tu bebé, es que crees un ambiente prenatal saludable y feliz con el que estés tranquila y que te permita dedicarle tiempo a tu pequeño.

El cerebro de mi bebé y yo

«La conducta no comienza en el nacimiento, empieza antes y se desarrolla de maneras predecibles.» Janet DiPietro, Departamento de Salud Materna e Infantil, Universidad Johns Hopkins

¿Sabías que el cerebro de tu bebita se desarrolla más rápido durante las 40 semanas del embarazo que en cualquier otro periodo de su vida? ¡Así es como te das cuenta de cuán perfecto es el ambiente de desarrollo que existe dentro de tu vientre!

De hecho, varios científicos han descubierto que hacia el tercer trimestre del embarazo tu hija ya presenta sueño de fase REM (movimientos rápido del ojo, por sus siglas en inglés) que es característico de los estados en los que se sueña. Especulan que los bebés sueñan con aquello que conocen: las sensaciones intrauterinas, las vibraciones del corazón y la voz de la madre. Aunque un bebé pasa 90-95% de su tiempo durmiendo, ¡suceden muchas cosas durante esas largas siestas reparadoras!

Los bebés no solo reconocen y recuerdan la voz de sus madres, si no que también identifican patrones. Los recién nacidos suelen preferir aquellas historias que les contaban cuando aún estaban en el vientre, en comparación con las que se les cuentan después de haber nacido. También prefieren el sonido de la voz materna cuando habla en su lengua nativa, sobre cuando pronuncia palabras extranjeras. ¡Sí, tu hija te conoce tan bien que se da cuenta cuando haces algo diferente como cantar esa canción de Shakira en inglés! Los psicólogos establecen que esto no significa que tu bebé vaya a nacer lista para aprender chino, si no que más bien responde a las cadencias y ritmos sonoros a los que estuvo expuesta.

Mientras esperas impaciente el final de tu último trimestre, maravíllate de las increíbles habilidades de tu pequeña: escuchar, aprender, recordar y sentirse segura en tu presencia.

Creando un vínculo con tu bebé

Probablemente has escuchado cientos de veces que no hay nada como el vínculo que se crea entre una madre y su bebé. Esa relación tan especial existe y se fortalece gracias a sus interacciones. Se ha demostrado que este vínculo puede «proteger» a tu hija. Numerosos estudios establecen que algunos de los efectos positivos de la relación entre madre e hija son:
• Una mejor capacidad para establecer relaciones saludables
• Reduce el riesgo de problemas académicos o de aprendizaje
• Reduce el riesgo de problemas de salud
• Reduce el riesgo de problemas mentales
• Reduce el riesgo de problemas de conducta
• Reduce el riesgo de adicciones y abuso de sustancias

Así que, ¡adelante y fortalece esa relación tan especial con tu bebita desde ahora! Aunque tengas que enfrentarte a muchos retos y superar preocupaciones durante los próximos nueve meses, estimular y conectar con tu hija debe ser una prioridad. Muchas mamás sienten esa conexión casi de inmediato, mientras que otras tardan más en crearla. Recuerda que tu pequeñita tiene la increíble habilidad emocional e intuitiva de sentir lo mucho que la quieren desde que está en el vientre.

En los próximos nueve meses tú y tu bebé se moverán, crecerán y se adaptarán como si fueran una sola persona. Si tu bebé patea, acariciarás tu panza instintivamente; o si tu bebé se mueve, tú cambiarás de posición. Estarán más conectadas de lo que imaginas, tanto, que cuando finalmente tengas a tu bebé en brazos sentirás que estás conociendo en persona a una vieja amiga.

Cada vez que te relajas para disfrutar de la presencia de tu bebé y piensas en ella, estas creando un ambiente de seguridad y amor que tu bebé siente y la hace sentir querida y apreciada. Fortalecer el vínculo entre ustedes determinará la forma en que tu bebé aprenderá a relacionarse con el mundo y desarrollará su personalidad. ¡Usa Kinedu para encontrar nuevas y divertidas maneras para fortalecer tu relación con tu hija y asegurarte de que su vínculo sea inquebrantable!

Tu bebé se acuerda

Contrario a lo que se suele pensar, un bebé no nace como una tabla rasa si no que tiene la capacidad de recordar su experiencia intrauterina. Estudios demuestran que los recién nacidos reaccionan y recuerdan sonidos que escucharon durante su gestación. Con la estimulación adecuada, tu bebé podrá:
1. Reconocer sonidos ambientales y melodías a las que estuvo expuesto
2. Discriminar entre tu lengua materna y otros idiomas
3. Reconocer tu voz

Cualquier tipo de aprendizaje prenatal le ayudará a tu hijo a aprender otros idiomas durante sus primeros años. Se ha descubierto que un bebé comienza a captar sonidos a partir de la semana 27 de gestación. Además, existe una correlación entre los sonidos a los que se expone al bebé, sobre todo el habla, y una mayor actividad cerebral.

Esta asombrosa habilidad que tiene tu bebé para reaccionar y dejarse influenciar por los sonidos a los que está expuesto es un arma de doble filo. Hay sonidos prenatales nocivos para el bebé que pueden tener efectos negativos más adelante. Como cualquier persona, al bebé le incomodan los ambientes ruidosos y perjudiciales.

Es asombroso cómo algo tan simple como cantarle o hablarle a tu pequeño tiene un impacto tan importante en su desarrollo cognitivo y lingüístico. El sonido preferido de tu bebé es sin duda tu voz. Estudios sugieren que la habilidad del recién nacido para reconocer rostros está muy ligada al hecho de reconocer tu voz desde su periodo prenatal (¡tu bebé se acuerda!).

Lo que concluimos de todo esto, además del impacto que tiene en las habilidades lingüísticas del bebé, es que tu hijo tiene un pequeño cerebro con capacidades únicas de aprendizaje y memoria. Así que, ahora que ya lo sabes, controla los estímulos nocivos a los que expones a tu bebé y nútrelo con sonidos positivos mientras está en tu vientre.

” Bebé, ¿me escuchas? “

Como madre has descubierto intuitivamente eso que los científicos han dicho desde hace años, que tu bebita es un ser sensible y que cada día su relación contigo se vuelve más fuerte. Estudios demuestran que en el útero los bebés pueden ver, oír, sentir y, a un nivel muy básico, tener una conciencia. Con eso en mente, los psicólogos establecen que la experiencia intrauterina puede determinar la personalidad y las aptitudes futuras del bebé.

Aspectos como la confianza en uno mismo, las conductas depresivas o de adicción están ligadas a la experiencia dentro del vientre de la madre. A partir del quinto mes del embarazo, tu bebé puede percibir sonidos y recordarlos (¡incluida tu voz!). La Universidad de California descubrió que los bebés recuerdan las historias que se les contaba una y otra vez cuando aún no nacían.

Tu bebé, al igual que tú, también tiene periodos de sueño y vigilia. De hecho, es muy probable que tu bebé adopte tus patrones de sueño. Un estudio en Suiza demostró que los hijos de gente madrugadora suelen levantarse más temprano, y que los bebés de personas que trasnochan suelen irse a dormir más tarde. ¡Influencias a tu pequeña más de lo que piensas!

Sabemos que ya lo has escuchado muchas veces, pero si te estresas o sufres de estrés crónico, tu cuerpo produce hormonas de estrés que entran a tu sangre y llega al útero. En consecuencia, tu bebé también se estresará y existen estudios que demuestran que un bebé que está expuesto a estrés constante puede nacer prematuramente, pesar menos del promedio, ser hiperactivo o irritable y, en algunos casos, nacer con los pulgares en carne viva o con úlceras. Por el contrario, si siempre te mantienes positiva y en calma, le transmitirás esos mismos sentimientos a tu hija y estarás contribuyendo a su salud física y emocional futura.

Estimulación prenatal desde casa

Sabemos que la estimulación prenatal es muy importante, ya que los beneficios que se obtienen son muy valiosos para tu bebé. Sin embargo, no siempre se cuenta con los recursos para tomar un curso, o con el tiempo para asistir a una clase de estimulación. Lo que quizás no sabes es que la estimulación prenatal se puede realizar desde casa, de manera fácil y segura. Lo único que necesitas es la aplicación de Kinedu y un celular o computadora.

La mayoría de las técnicas de estimulación prenatal son muy fáciles de realizar y no requieren de mucho tiempo. Cada una de las técnicas puede tomarte entre 5 y 15 minutos. Por ejemplo, puedes hablarle o cantarle a tu bebé para estimular la audición, masajear tu vientre para estimular el tacto y realizar ejercicios de estiramiento en un tapete de yoga para estimular el sistema vestibular en tu bebé. Lo importante es realizar cada una de éstas técnicas de manera constante durante el embarazo.

Kinedu te da las herramientas que necesitas para facilitarte la práctica de las técnicas de estimulación prenatal. ¡Tú eliges el tiempo y el lugar! Con tan solo un celular, puedes ver cada una de las actividades que Kinedu te ofrece para fomentar el sano desarrollo de tu bebé. La ciencia demuestra los grandes beneficios de la estimulación prenatal y los expertos la recomiendan. ¿Qué esperas para comenzar a estimular el desarrollo de tu bebé?

Elaborando un programa personal de estimulación

Numerosos estudios demuestran que la estimulación prenatal fomenta el desarrollo del bebé dentro del útero. Además, se ha demostrado que el bebé puede responder ante estímulos externos desde antes de nacer. Por eso, los expertos recomiendan elaborar un programa de estimulación prenatal en las gestantes que se encuentren en un buen estado de salud. Para obtener mejores resultados en el programa de estimulación prenatal, debes incluir todas las técnicas y se deben realizar en el mes que corresponda, según el desarrollo de los sentidos del bebé. Para que se te haga más fácil, puedes anotar en una agenda o calendario cada una de las técnicas con sus respectivas actividades, incluyendo los tiempos de duración. Kinedu te ofrece una guía de actividades con pasos a seguir para que te sea aún más sencillo.

Antes de realizar una actividad de estimulación prenatal se deben tomar en cuenta las siguientes pautas:

• El estado de salud de la madre
• La posición segura y cómoda de la madre
• El tiempo del día (es mejor realizarla una hora después de la comida o cena)
• Asegurar que el bebé se encuentre despierto
• Asegurar que el lugar donde se realizará la actividad se encuentre ventilado
• Tener el material necesario
• La repetición de la actividad. Se debe realizar dos o tres veces por semana como mínimo
• La disposición de la madre y/o de la pareja

Estudios muestran que el bebé puede responder al estímulo, ya sea con movimientos corporales, con reflejos, con cambios en la respiración y/o cambios en el aumento de la frecuencia cardiaca. También, por medio de una ecografía se puede observar la respuesta fetal a ciertos estímulos. Recuerda tomar en cuenta la repetición y la cantidad de tiempo de cada ejercicio y/o técnica para poder obtener mejores resultados. Por eso, elaborar un programa de estimulación prenatal es una buena idea, ya que puede ayudar en la organización y realización de cada una de las técnicas en su debido momento.

Los beneficios de la música en la etapa prenatal

La música tiene la capacidad de cambiar nuestro estado de ánimo y de funcionar como una herramienta de relajación. En la etapa prenatal, se ha encontrado que la música puede beneficiar al bebé tanto en su desarrollo físico como cognitivo.

Numerosos estudios demuestran que los bebés en el útero tienen la capacidad de escuchar sonidos extrauterinos durante el segundo trimestre. Se ha observado que la frecuencia cardiaca del bebé aumenta al escuchar ciertos ritmos, y esos mismos ritmos logran calmar al bebé tras el nacimiento. Los científicos creen que la música estimula las ondas alfa del cerebro y de esta forma se logra calmar al recién nacido.

También, algunos científicos afirman que la música ayuda a construir nuevas conexiones neuronales en el bebé. Según Partanen et al. (2013), los bebés que son estimulados en el vientre muestran un aumento en su actividad neuronal. Se encontró que los bebés con mayor actividad cerebral tras el nacimiento, fueron quienes recibieron mayor estimulación auditiva en el vientre.

Además, según estudios del Dr. Rene Van de Carr, los bebés que son estimulados dentro del vientre duermen mejor, lloran menos y tienen una mayor capacidad de aprendizaje.

Por último, existen varios sistemas de estimulación prenatal auditiva como el BabyPlus, el Método Tomatis y el Firstart. El propósito de estos sistemas es entrenar el oído del bebé dentro del vientre y beneficiar su desarrollo desde antes de nacer.