¿Por qué mi bebé se lleva todo a la boca?

Los bebés son conocidos por poner objetos en su boca. Incluso antes de que nacieran, se les puede ver chuparse los pulgares y una vez que nacen continúan desarrollando la “gratificación oral”. A los bebés les encanta chupar por placer. Los recién nacidos pueden calmarse chupando un chupón, un pecho, una botella o incluso el pulgar. Al continuar creciendo y desarrollándose, toman objetos y se los llevan a la boca como medio de exploración.

 ¿Por qué los bebés se llevan todo a la boca?

  • Los bebés utilizan todos los sentidos para explorar su mundo, incluyendo el sentido del gusto
  • Les permite calmarse y tranquilizarse
  • Chupar o morder objetos les permite desarrollar coordinación en la boca, mandíbula, mejillas, lengua y labios
  • Permite que la boca se acostumbre a distintas texturas y sensaciones, lo cual es ideal para la transición de mama/botella a sólidos
  • Ofrece alivio cuando están pasando por la dentición (nota: el llevar objetos a la boca no significa necesariamente que un bebé esté pasando por la dentición)

¿Está mi bebé en riesgo de asfixia? Continue reading

Tener una mascota puede proteger a tu bebé de la obesidad y las alergias

Ya sea que se trate de jugar o de un acompañante, las mascotas traen a sus dueños gran alegría. Pero, ¿sabías que sus beneficios van más allá de caricias y diversión? Un nuevo estudio demostró que tener mascotas en el hogar tiene la capacidad de proteger a los bebés de las alergias, ¡e inclusive de prevenir la obesidad!

Al principio, puede parecer contraintuitivo ya que la mayoría de los padres quieren mantener a sus hijos alejados de mascotas peludas como perros y gatos debido a las alergias y estornudos. Sin embargo, la investigación llevada a cabo por el Departamento de Pediatría de la Universidad de Washington encontró lo contrario. El contacto con los perros a edad temprana, especialmente alrededor del nacimiento, puede ayudar al desarrollo inmune del bebé y reducir la probabilidad de ciertas enfermedades alérgicas.

Continue reading

¿Por qué los bebés varones son más vulnerables al presentarse frente al estrés?

Como ahora sabemos, los cerebros de los bebés son muy vulnerables especialmente durante los primeros meses de vida.

Contrario a lo que se pensaba, cada una de las acciones que realizamos como padres tiene un gran impacto, ya sea positivo o negativo, en nuestros hijos. Durante mucho tiempo hemos estado equivocados en cuanto al tema del desarrollo de los bebés, y eso explica por qué hemos educado a los bebés varones de manera distinta. Las distintas culturas y religiones también han influido en cómo educamos a nuestros hijos. Hemos desarrollado ideas sobre lo firmes que debemos ser en la educación y crianza de nuestros hijos, y hemos sido más duros con los bebés varones, ya que pensamos que el afecto o atención puede “chiflarlos”. Sin embargo, la verdad es que todos los bebés, incluyendo a los varones, necesitan de atención y afecto para crecer y desarrollarse sanamente. Continue reading

Para cultivar la creatividad, déjenlos ser

Es el sueño de cualquier padre o madre. Que su bebé aprenda a leer a los dos años, aprenda a tocar el piano a los 4, empiece a aprender matemáticas a los 6 y aprenda dos idiomas a los 8. El niño genio, la envidia de cualquier otro padre, madre, o compañero de la escuela.

Los niños que hacen todo no necesariamente se convierten en genios y cambian el mundo. Asumimos que es porque no tienen habilidades emocionales ni sociales y por ende no logran ser tan exitosos. Sin embargo, este no es el caso. Menos de un cuarto de los niños “genios” sufren de algún problema emocional o social. La mayoría de ellos tienen vidas normales y no sufren de ningún problema socio-emocional.

Entonces, ¿qué los para? No aprenden a ser originales.

Aprenden a buscar la aprobación de sus padres y la admiración de sus maestros. Lo que sucede es que la práctica perfecciona, pero no innova.

Los niños genio aprenden a tocar música de Mozart pero rara vez componen música original. Enfocan su energía en consumir sabiduría científica y no producen ideas nuevas. Los estudios sugieren que los niños con mayor creatividad tienen menor probabilidad de ser los favoritos de los maestros, ocasionando que guarden sus ideas.

Cuando los niños crecen, muchos genios se convierten expertos en sus áreas y líderes en sus organizaciones pero sólo pocos de ellos se convierten en creadores revolucionarios – comenta psicólogo Ellen Winner. Continue reading