Bebés descalzos, bebés felices

No hay nada más maravilloso que ver a los bebés con asombro mientras exploran el mundo a su alrededor por primera vez. La alegría y la emoción llenan sus sentidos mientras experimentan lo nuevo y desarrollan una conexión profunda con su entorno y consigo mismos.

Independientemente de tu opinion acerca de esto, hay un gran número de beneficios que da el dejar a tu bebé descalzo afuera.

A muchas mamás les da miedo que el contacto de la piel de un bebé con el suelo frío les vaya a provocar un resfriado, algún virus o enfermedad.  Sin embargo, a menos que estés en un espacio con cristales rotos, es muy probable que los pies de tu pequeño no se lesionen (especialmente en espacios de superficie blanda donde los objetos son fáciles de ver y fáciles de evitar). Los niños que están descalzos obtienen un mayor sentido de su entorno, los pies se endurecen y esto conduce a una protección más natural.

¿Y qué pasa si se enferma? La piel está diseñada para mantener a los patógenos fuera, es más probable que agarres una enfermedad a través de las manos (lavabos, pasamanos) donde los gérmenes son abundantes. Además, los niños son más propensos a meterse las manos a la boca, a tallarse los ojos y a tocarse la carita, donde las enfermedades son más propensas a entrar.  Los zapatos crean una oportunidad para la enfermedad ya que atrapan hongos y bacterias, sujetándolos contra los pies. También proporcionan un ambiente ideal – cálido y húmedo para que crezcan, invitando a cosas como el pie de atleta y el hongo del dedo del pie y crecimiento de uñas encarnadas. Continue reading

Mi bebé en movimiento: Aprender a ponerse de pie

¿Tu bebé ha dominado el arte de sentarse y gatear? Entonces probablemente está listo para pararse por sí mismo. Aprender a pararse será un hito importante para que tu pequeño tome sus primeros pasos.

Antes de que tu bebé aprenda a ponerse de pie tendrá que ganar fuerza muscular y coordinación, también tendrá que saber rodar y sentarse. Una vez que tu bebé domine estas habilidades, estará listo para levantarse, lo que requerirá más fuerza muscular en sus piernas, para aprender a doblar las rodillas y ser capaz de soportar y balancear su propio peso.

 ¿Cuándo aprenderá a ponerse de pie mi bebé?

Entre el cuarto y séptimo mes notarás que tu bebé comienza a pasar más tiempo aprendiendo a sentarse, este es el momento en donde podrás ayudarlo a pararse por primera vez. Mientras se sienta, levanta sus brazos suavemente. Notarás que tu pequeño es capaz de pararse, pero con mucha ayuda. Alrededor del sexto mes tu bebé podrá ser capaz de soportar algo de peso en sus pies y rebotar arriba y abajo activamente, así que trata de hacer esto en una superficie dura, como el suelo. Continue reading

Desarrollando el sentido de sí mismo

¿Cómo desarrollan los bebés un sentido de sí mismo? ¿Cuándo se lleva a cabo esta realización? ¿Quizá tu pequeño ya se reconoce en el espejo? Esto es sólo una parte de un proceso mucho más complejo.

Investigaciones han demostrado que desde el momento en que nacen, los bebés son conscientes de sus propios cuerpos. La conciencia corporal es una habilidad clave que los ayuda a distinguirse de los demás. Desde el nacimiento, los bebés están expuestos a información que les indica quiénes son – pueden tocar sus rostros y cuerpo, y ejercer su influencia en el mundo que los rodea.

“El descubrimiento del ser comienza al nacer, pero los niños no empiezan a expresar una “idea de sí mismos” hasta la infancia.” – (Ross, Martin, & Cunningham, 2016).

Alrededor de la segunda mitad del primer año de vida de tu bebé, él o ella comenzará a responder a su nombre. Al principio, él o ella simplemente se detendrá a escuchar y enfocar su mirada en dirección tuya cuando lo llames. Más adelante, cerca de su primer cumpleaños, tu pequeño responderá a su nombre volteando, gateando, ¡o incluso dando unos pasos hacia ti! Continue reading

Cómo criar un hijo amable y compasivo

En un mundo que a veces parece estar lleno de conflicto, los padres y cuidadores esperan que sus hijos crezcan para ser amables y cortés con los demás. Pero, ¿hay algo que podamos hacer para enseñar a nuestros hijos a ser compasivos y benevolentes? ¿Cómo pueden los niños aprender a tener en cuenta las circunstancias de los demás?

La simpatía es diferente a la empatía ya que implica una acción. Así, en lugar sólo sentir lo que otro está sintiendo, la simpatía guía a la acción – hace que la gente piense en maneras de aliviar la angustia de los demás. Las personas que sienten simpatía tienden a involucrarse en conductas pro-sociales, tales como reconfortar, ayudar y compartir.

Un estudio reciente llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Toronto, Universidad de Plymouth, y la Universidad de Pavía, Italia exploró cómo los niños de diferentes edades comparten. En el estudio, 160 niños de 4 y 8 años de edad recibieron 6 pegatinas atractivas. Luego, se les dio la oportunidad de compartir esas pegatinas con un niño que mostraban en una imagen. El niño en la imagen se mostraba en diferentes condiciones, que incluían: “necesitados” (“El / Ella está triste”, “El / Ella no tiene juguetes”) y ‘no necesitados/neutral’ (“El niño es de 4 u 8 años de edad, al igual que tú”).

Los investigadores encontraron que los niños tienden a compartir más con el niño “necesitado” y que los de 8 años de edad comparten en promedio el 70% de sus pegatinas con el destinatario necesitado (contra el 47% con el receptor neutro). Los de 4 años de edad comparten sólo el 45% de sus pegatinas con el receptor necesitado (en comparación con 33% que lo hicieron con la condición neutra).

Así que la pregunta principal es ¿por qué los niños de 8 años comparten más?

Continue reading

Los beneficios del método canguro para bebés prematuros

Según la Organización Mundial de la Salud, cada año nacen más de 15 millones de bebés prematuros. Por prematuro se entiende a un bebé nacido antes de cumplir las 37 semanas de gestación. La cifra suele aumentar en países de bajos recursos. Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, los bebés que nacen prematuros tienen mayor riesgo de padecer problemas respiratorios, discapacidad intelectual, entre otros problemas. Incluso la vida de muchos de estos bebés está en riesgo por falta de intervención o de recursos y cuidados intensivos. Sin embargo, se encontró que mantener contacto piel con piel durante varias horas al día con los bebés ayuda a disminuir su riesgo.

El método canguro involucra que la madre cargue a su bebé en pañales en contacto con su cuerpo. Se debe cubrir la espalda del bebé con una manta o cobija para que el bebé se mantenga calientito. Se le llama método canguro, porque simula la forma en que los canguros cargan a sus bebés en su marsupio o bolsa. Varios estudios han encontrado que el método canguro fomenta el sano desarrollo de los bebés prematuros, e inclusive puede salvar la vida de los bebés en peligro de muerte. Continue reading