Aprendiendo a gatear: Preguntas frecuentes

Ver a tu bebé crecer y alcanzar todas sus metas es muy divertido, pero el momento en que ves a tu pequeño comenzar a gatear, ¡sabes que la verdadera diversión está por comenzar! A medida que experimentes toda esta emoción, probablemente también te surjan algunas dudas sobre el gateo.

No te preocupes, hemos contestado algunas de las preguntas más frecuentes sobre el gateo a continuación:

 ¿Cuándo debería comenzar a gatear mi bebé?

Normalmente los bebés comienzan a gatear entre los ocho y diez meses, pero alrededor de los seis meses, la mayoría de los bebés están empezando a moverse. Mientras que tu bebé averigua cómo hacer el movimiento de brazo-pierna-brazo-pierna para empezar a gatear, notarás que se mueve hacia atrás. Es importante recordar que todos los bebés son únicos y aprenden a ritmos diferentes, algunos más rápido que otros. (Nota: Si tu bebé es prematuro probablemente le va a tomar más tiempo que a otros bebés.)

El proceso de aprender a gatear en realidad es bastante complejo. Los bebés necesitan coordinar el movimiento de sus brazos y piernas, y desarrollar la fuerza muscular en los brazos, hombros y piernas para soportar su peso. Pero aprender a gatear no sólo implica las habilidades motoras gruesas de tu bebé. Cuando un bebé comienza a gatear desarrollará habilidades como equilibrio, percepción espacial, coordinación y confianza.

 

¿Es normal que mi bebé gatee de diferente manera?

Los expertos dicen que no hay una manera “correcta” de gatear, el proceso de aprender a gatear difiere entre cada bebé, sólo recuerda que tu pequeño encontrará su manera personal de hacerlo. Lo importante es que pueda desplazarse de un lado a otro, para explorar su entorno.

Checa estos cuatro estilos diferentes de gateo que tu bebé puede utilizar:

  • “El gateo clásico” – mueve un brazo y la rodilla opuesta hacia adelante al mismo tiempo.
  • “El gateo cangrejo” – al igual que en la playa, el cangrejo dobla una rodilla y extiende la pierna opuesta para deslizarse hacia adelante.
  • “El gateo comando” – mueve su cuerpo hacia adelante mientras arrastra su vientre contra el suelo.
  • “Rodando” – rueda para llegar de un lado a otro. Quién necesita gatear si rodando puedes llegar a donde quieres ir, ¿cierto?

¿Me debería de preocupar si mi bebé no gatea?

Continue reading

Ver crecer a un hijo

Hay cosas en la vida que por definición vale la pena vivirlas, desde irse de viaje con una amiga, cortejar al chico que nos gusta, quedarse toda una noche despierta para ver un amanecer y seguramente miles más. Pero si hay algo que toda mujer que es madre no quiere perderse ni un instante, es el de ver crecer a nuestros hijos.

¿Cómo puede ser que hasta ayer nos asombrábamos de su primera sonrisa? y hoy ya se ríe a carcajadas cuando le hacemos cosquillas. ¿O recuerdan cuando hasta hace un tiempo lo mirábamos gatear persiguiéndonos por toda la casa? y hoy el andar de sus dos patitas nos maravilla el alma. ¿Cuándo es que dejó de necesitar nuestros brazos para poder desplazarse? ¿O cuándo con cada gemido intentábamos adivinar qué es lo que nos estaba pidiendo y hoy: “mami agua” lo escuchamos casi a diario. ¿Porqué será que nos causa tanta felicidad pero a la vez mucho miedo que crezcan? Continue reading

¡Tres libros para agregar a tu lista de lectura!

En las entradas del blog anteriores hemos hablado de libros muy buenos para tus pequeños y ahora creemos que es el momento de recomendar libros para ustedes, mamá y papá.

Siempre es bueno mantenerte informado sobre el desarrollo de tu hijo y descubrir maneras de mejorar como madre a través de buenas lecturas. Pero encontrar el libro adecuado muchas veces es difícil. Después de todo, si la información que comparte afectará tu estilo de educar a tus hijos, lo mejor es asegurarte que esté respaldada por investigación científica precisa.

 

Aquí hay tres libros que te recomendamos mucho:

1. Viaje al cerebro del niño: Cómo criar a un niño inteligente y feliz por John Medina y Antonio Francisco Rodríguez Esteban

viaje al cerebro

 

En su libro, el Dr. John Medina explica los hallazgos más recientes de investigación científica relacionados con cómo criar a niños inteligentes y felices. Escrito en una forma ligera y amigable, Viaje al cerebro del niño conecta lo que los investigadores saben sobre el desarrollo cerebral de los niños y lo que los padres practican todos los días en casa. En nuestra opinión, ¡este libro no lo puedes dejar de leer!

 

 

2. Cómo triunfan los niños: Determinación, curiosidad, y el poder del carácter por Paul Tough

como triunfan

 

En este New York Times Bestseller, Paul Tough discute la importancia de las habilidades “no cognitivas”, también conocidas como el carácter, para que los niños obtengan resultados positivos en la vida. Él explora la investigación científica relacionada con cómo los padres afectan a sus hijos, cómo se desarrollan las habilidades humanas, y cómo se forma el carácter. ¿Quién tiene éxito y quién no? ¿Por qué algunos niños prosperan y otros pierden su camino? ¿Qué podemos hacer para dirigir a un niño – o una generación de niños – hacia el éxito?

 

 

3. Mind in the Making: The Seven Essential Life Skills Every Child Needs por Ellen Galinsky

MindintheMaking

 

¿Cómo podemos ayudar a los niños a prosperar en la vida? Ellen Galinsky ha dedicado su carrera a investigar las “habilidades esenciales” que los niños necesitan para alcanzar su potencial. Estas habilidades son: el enfoque y el autocontrol, la toma de perspectiva, comunicar, hacer conexiones, el pensamiento crítico, asumir retos y el aprendizaje auto-dirigido. En su libro, Galinsky describe estrategias para desarrollar estas habilidades en casa y en el aula. Aunque este libro no lo encontramos en su versión en Español, no quisimos dejar de compartirlo.

 


 

Estos libros son parte de nuestra lista de indudable lectura. ¿Qué hay de la tuya? ¿Tienes alguna recomendación propia que nos quieras compartir? ¡Por favor compártela en la sección de comentarios!

5 estrategias para enseñar la Inteligencia Emocional

¿Puedes recordar la última vez que te sentiste muy frustrada o triste? ¿Qué técnicas o habilidades usaste para manejar tus emociones? Al igual que los adultos, los niños necesitan desarrollar estrategias para el manejo de sus emociones. Muchas veces, los niños pequeños muerden o golpean por frustración o tienen dificultades para calmarse después de un día emocionante. Es responsabilidad de los padres enseñarles las habilidades necesarias para identificar y expresar sus emociones. Aunque las conductas agresivas en los niños pequeños pueden ser un reto para los padres, ¡estas situaciones son una gran oportunidad de aprendizaje para sus hijos!

Investigaciones han demostrado los beneficios de la enseñanza de la inteligencia emocional desde una edad temprana. De acuerdo a diversos estudios, los niños que participan en programas de desarrollo de  habilidades socio-emocionales muestran menos agresividad, ansiedad y resuelven de mejor manera problemas sociales. Estos resultados no sólo proporcionan un ambiente más pacífico en casa, ¡sino que se ha demostrado que los beneficios perduran a través de los años! De hecho, la regulación emocional y la habilidad de no reaccionar de manera impulsiva, es ahora reconocido como un factor crítico en la salud psicológica de los niños.

Continue reading

¡Porqué ser mamá es increíble!

Como mamá probablemente has escuchado todo tipo de situaciones aterradoras que una madre se enfrenta con su pequeño día con día. Pero la verdad es que después de todo el caos, ¡ser madre es lo mejor que te ha sucedido! Nunca pensaste que podrías amar tanto a tu bebé e incluso que esa pequeña persona te ayudará a ser mejor persona tú misma. ¡Ser madre es simplemente increíble!

 

En Kinedu hemos enlistado unas cuantas razones por lo cual ser mamá es increíble:

  1.  Te has vuelto más empática. Probablemente ahora cada vez que ves a una madre con su bebé recién nacido llorando eres capaz de recordar aquellos días donde tú también te encontrabas en esa situación. Por lo que en vez de sentir desesperación, ¡ahora eres capaz de sentir empatía por aquella mamá! La maternidad te ha dado la capacidad de ponerte en los zapatos de otros padres, y apreciar el gran trabajo que hacen. Ser madre te ha dado una nueva perspectiva y ha fortalecido tu compasión.
  1. Te has vuelto mega productiva. ¿Recuerdas esos días lejanos donde no tenías nada que hacer? Con la llegada de tu pequeño ahora tienes un millón de cosas en tu lista de pendientes, ¡pero ahora como mamá te has vuelto una experta en la eficiencia! Probablemente tienes una rutina establecida para hoy… ¡la cual has planeado con una semana de anticipación! y esas horas de siesta diaria se han vuelto una gloria y las aprovechas al máximo. ¡Ahora con esta asombrosa habilidad de poder hacer todo en un día ya nada te es imposible!
  1. Has hecho más amigas. Probablemente pensaste que después de estudiar sería muy difícil encontrar aquellas grandes amigas. Pero como mamá comienzas a hacer nuevas amigas por todos lados, desde tu clase de parto hasta en la escuela de tu pequeño. Es probable que no tengan algunas cosas en común, pero lo que las unirá más será la experiencia de ser madre y aprenderán mucho de cada una.

Continue reading